English Spanish

(Comunicaciones 02/09/2022) El director institucional de la Fundación de los Derechos Humanos del estado Anzoátegui (FDDHHANZ) con extensión en Sucre, Monagas y Nueva Esparta, Alcides Magallanes, informó que supuestos casos de extorsión policial ponen en zozobra a la población del municipio Bolívar.

Afirmó que la ciudadana Aurimar Padilla acudió a la oficina de la mencionada Organización No Gubernamental (ONG) a fin de denunciar a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) por presuntamente cometer detención arbitraria, siembra de delito y violencia policial contra ella y su familia.

«Padilla acusó a agentes del organismo detectivesco de cometer tres allanamientos ilegales de morada, además le exigieron dinero en divisa a cambio de darle su libertad al momento que fue detenida arbitrariamente, sin embargo, su esposo no corrió con la misma suerte ya que supuestamente le sembraron el delito de tenencia de drogas, puesto que no canceló la suma de mil dólares que los uniformados le habían solicitado», destacó el defensor de los derechos humanos.

Magallanes aseguró que la víctima huyó de su vivienda ubicada en el sector Cayaurima de la ciudad de Barcelona, pues los funcionarios siguen con las amenazas y maltratos verbales, por lo que teme por la vida de sus hijos menores de edad.

«Instamos al Ministerio Público a recibir e investigar estos casos de extorsión policial, ya que desde el año pasado van en aumento y aún no se han tomado correctivos para quienes cometen estas prácticas», manifestó el representante de la ONG.

Esta denuncia se elevará ante la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.


Prensa FDDHHANZ