English Spanish

Trabajadores y empleados públicos, activos y jubilados, protagonizaron una nueva jornada de protesta este martes en Caracas y otras ciudades del país, en rechazo al inconstitucional instructivo de la Oficina Nacional de Presupuesto (ONAPRE), en defensa del salario y las convenciones colectivas y para exigir la libertad de los trabajadores detenidos.

Cientos de manifestantes se concentraron frente a la sede del Ministerio Púbico en Parque Carabobo, en Caracas, para expresar además el rechazo a la reciente sentencia de la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, que declaró inadmisible una demanda de nulidad presentada por la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (AVERU), contra el instructivo de la ONAPRE.

«El TSJ quiere sepultar la justicia»

En una sentencia publicada por el magistrado Malaquías Gil González, la Sala Político Administrativa del TSJ, declaró la inadmisibilidad de la demanda contra el instructivo ONAPRE, alegando que el impugnado instructivo no existe. Además, en la decisión la Sala impuso multas a los demandantes y sus representantes legales por “cincuenta (50) veces el tipo de cambio oficial de la moneda de mayor valor, establecido por el Banco Central de Venezuela”.

Desde marzo pasado, trabajadores de diversas áreas del sector público, se han movilizado para exigir la derogación del instructivo aprobado por la Oficina Nacional de Presupuesto (ONAPRE), que desconoce las conquistas y derechos plasmados en las contrataciones colectivas, y que aplana los salarios acelerando la pérdida del poder adquisitivo.

El instructivo, denominado “Proceso de Ajuste del Sistema de Remuneración de la Administración Publica, Convenciones Colectiva, Tablas Especiales y Empresas Estratégicas”, viola las interescalas del tabulador salarial provocando su aplanamiento y el desconocimiento de los beneficios socioeconómicos contemplados en las distintas convenciones colectivas del sector público.

Para el profesor universitario y directivo de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (APUCV), Gregorio Afonso, la decisión del TSJ intenta penalizar las demandas de justicia en el país, debilitando aún más la institucionalidad.

«Cuando un ciudadano siente que hay déficit de justicia, lo lógico es que reclame ante los tribunales que sean restituidos sus derechos. Ante la carencia de institucionalidad los trabajadores asumimos la posición de ejercer la soberanía nacional, y ejercer nuestro poder como ciudadanos en las calles», declaró el dirigente gremial.

En paralelo a la movilización registrada en Caracas, se desarrollaron protestas similares en los estados Zulia, Lara, Aragua, Carabobo, Guárico, Yaracuy, Barinas, Bolívar, Anzoátegui, Falcón,

En Puerto Ordaz, los trabajadores marcharon hasta el Ministerio Público | Foto: Correo del Caroní
En Barinas, la concentración fue en la sede del Ministerio Público | Foto: Cortesía

Libertad para los trabajadores detenidos

Los organizadores de la actividad desarrollada en Caracas, entregaron un documento dirigido al Sr. Tarek William Saab, fiscal general impuesto por la asamblea nacional constituyente, en el que solicitaron la liberación de los trabadores detenidos por ejercer derechos.

Denunciaron la política de criminalización y persecución contra la dirigencia sindical y los trabajadores que se mantienen en las calles, expresando su rechazo a las medidas económicas del gobierno de Nicolás Maduro.


Prensa Provea