English Spanish

La situación de las comunidades indígenas en Venezuela es cada día un eterno círculo de problemas que agravan sus condiciones de vida. Los problemas sociales, culturales y sanitarios han causado diferentes morbilidad e incluso muertes. A nivel político los conflictos partidistas generan enemistades y tensiones que han llevado a enfrentamientos verbales y físicos en algunas comunidades Warao, casos vistos en las jornadas de campañas y elecciones gubernamentales.

A nueve meses de las elecciones regionales de noviembre del 2021, 4 familias warao de la comunidad de Nabasanuka I del Municipio Antonio Díaz, Estado Delta Amacuro padecen carencias económicas, por la suspensión de sus pagos por represalia política, de parte del Alcalde Amando Heredia, quién también es indígena Warao. Las familias exigen respuestas ante los 9 meses que no han recibido sus pagos como obreros adscritos a la alcaldía de Antonio Díaz. Manifiestan saber que la orden ha sido suspender sus pagos por retaliación política por haber participado de su voto a favor de otro partido no chavista y no apoyar la reelección del actual alcalde; «a de saber que este sería el cuarto periodo municipal ejercido por Amado Herida, en la alcaldía warauna: los do primeros en los años 2000-2004, 2004-2008; y el siguiente en los años 2018-2021,2022…»

En los años 2019 y 2020 fueron 8 las protestas realizadas por los trabajadores en la comunidad de Curiapo (capital del Municipio) y en la Ciudad de Tucupita (capital del estado) el personal obrero exigían sus pagos retrasados y sinseracion de la nómina. Entre ellos el caso denunciado por el líder Jhonny Ydrogo “a los hermanos se les hace imposible viajar a a la ciudad a retirar sus pagos” era una de sus acotaciones. El profesor Virgilio Moraleda manifestaba el despido masivo de varios trabajadores, sin motivos y justificaciones claras. En enero del 2021 diferentes trabajadores y familiares cerraron las calles del casco central de la ciudad de Tucupita, denunciando la falta de políticas a causa de sus pagos faltantes del año 2020. Es decir, que esta realidad de los trabajadores municipales de Antonio Díaz es una odisea que les ha tocado vivir en los últimos 4 años.

Estas familias exigen la remuneración y liquidación de sus pagos, necesitan de ese ingreso para poder cubrir los gatos que una familia venezolana requiere para subsistir ante la crisis socio humanitaria que enfrenta el país. Siendo el actual alcalde Amado Heredia el responsable directo de solventar el padecimiento que enfrentan estas familias.

Indígena Voz