English Spanish

Para la entrevista en #SonDerechos, la activista y defensora Luisa Kislinger conversó con el Abogado y Locutor Eduardo Torres, acerca del Día Mundial de la Población y su relación con los derechos sexuales y reproductivos abandonados en Venezuela.

Destacó la importancia de este punto para el desarrollo de los países no visto desde una perspectiva de estadística sino más bien desde la defensa y promoción de los derechos humanos.

“Mientras las personas no puedan tomar decisiones informadas y tener todo el acceso a los servicios e insumos sencillamente las políticas de población no van a llegar a ninguna parte. Para el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos será necesario que las mujeres tomen el control de su vida íntima sin ninguna obligación, presión o mandato que las obligue hacer lo contrario, sumada a las cifras de discriminación que cada día se elevan más«, manifestó.

A través de la Conferencia Mundial sobre la Población y el Desarrollo (CIPD), que se realizó en El Cairo, Egipto, en 1994, y la Conferencia Mundial sobre la Mujer (CCMM), realizada en Beijing, China, en 1995, se determinó la importancia de estos principios que tienen que ver con la vida sexual y reproductiva.

La también feminista Luisa Kislinger expresó que este tema no solo se encuentra conectado a la población sino también con políticas y programas que estén dirigidos a la igualdad de géneros.

“Sabemos que aún en el siglo XXI existen países en donde las mujeres no tienen acceso a los anticonceptivos, o no se pueden hacer una esterilización quirúrgica sin la autorización de su pareja, es acá donde el papel del estado es crucial para detener estas situaciones que van en contra de sus derechos y que más bien las oriente, las proteja y les brinden el cuidado necesario para que ellas pueden no solo integrarse a nuestra sociedad sino que se sientan seguras y plenas sin ningún tipo de culpa o responsabilidad”, explicó.

La internacionalista también reveló que el programa Roe vs. Wade ya tiene efecto en todo el mundo ya que con esta decisión, respaldada por la mayoría de jueces conservadores del tribunal por 5 votos contra 4, se abre el camino para que el aborto pueda ser ilegalizado en los estados que así lo decidan.

Asímismo, cuestionó la violencia sexual hacia las mujeres e hizo un llamado de atención para que denuncien en el tiempo estipulado y no terminar con un final nefasto como en la actualidad ha venido sucediendo.

Finalmente, Kislinger solicitó al estado venezolano implementar políticas de prevención para las mujeres que han sobrevivido a los diferentes actos de violencia y exclusión, incluirlas mucho más en la participación política, atacar los estereotipos de géneros y otros puntos de interés que envuelven los diferentes caso contra la mujer.

“No podemos ver los derechos de las mujeres muy aparte o cuestionarlos, recordemos que éstos también deben ser reconocidos como derechos humanos, nuestro deber es seguir impulsando, entenderlos y apoyar a todas esas organizaciones que siguen dando la cara no solo por nuestro país sino por todas esas mujeres que más lo necesitan”, finalizó.


Prensa Provea