English Spanish

El miércoles 27 de octubre de 2021, David José Mosquera compartía la tarde entre amigos, en una esquina de la calurosa ciudad Carora, en el municipio Torres del estado Lara.

El joven de 34 años de edad, fue asesinado horas después por presuntos agentes del Comando Antiextorsión y Secuestro (CONAS) de la Guardia Nacional Bolivariana.

Su pareja y madre de sus dos hijos, Andreannys Lameda, aún exige justicia y que sean aclarados los hechos que rodearon la muerte del joven, ocurrida en el Puente Mauricie, parroquia Chiquinquirá del municipio Torres.

:::::::::::::::::::

Andreannys Lameda informó a Provea que el día de su asesinato, David Mosquera y sus amigos identificaron a unos vehículos modelo Malibú y un vehículo Cielo color blanco, rondando el sector.

“David decidió irse a la casa de mi mama. Su sorpresa fue que los vehículos mencionados llegaron al lugar, él los ve, porque al lado del refrigerador esta una ventana, él no sospechaba nada, pero al ver que unos de los funcionarios, vestido de civil le apuntaron, diciéndole que saliera afuera, él les preguntó qué quiénes eran, y en ese momento, un funcionario del CONAS, le dijo que si no salía le disparaba a nuestro hijo. Todo esto fue en presencia de su hijo de tres años, quien vio todo”, narró .

David le dijo que no le disparará al niño, que no le hicieran nada, y allí fue donde él le dijo al niño que se escondiera debajo de la cama. Él abre la puerta, y los funcionarios le cayeron a golpe y lo montaron en el cielo color blanco”, relató Lameda.

Los vecinos fueron testigos.

Corrieron a avisarle a Lameda, quien también corrió en defensa de su esposo.

Por horas, siguió buscándolo, hasta que alguien la llevó hasta el puente Mauricie. Su hermana, Andreina Lameda, la acompañó a confrontar a los uniformados -vestidos de civil con identificación del CONAS-, una vez allí, les preguntó el porqué de la arbitrariedad, pero al llegar, no le daban información alguna.

“Ellos llegaron alrededor de las 7:00 pm a la casa, sin mediar palabras ni con ninguna orden legal, ingresaron a la vivienda y le propinaron una golpiza en presencia de su hijo, minutos más tarde se lo llevaron convaleciente, descalzo, sin camisa y en la maletera de un vehículo modelo cielo color blanco. Los vecinos vieron todo y fueron testigos del hecho. Así como también, hay testigos de cuando lo llevaron a pie por la carretera Carora-Aregue, hasta el puente. Transeúntes que pasaban por la carretera, fueron testigos de un supuesto tiroteo armado por los mismos funcionarios”.

Andreannys Lameda, afirma que David José Mosquera fue secuestrado, torturado y posteriormente asesinado. “Lo hicieron caminar descalzo en sitios donde había tunas de cabra, lo golpearon y posteriormente lo asesinaron. Mis familiares y yo pensamos que él murió torturado, no aguantó la tortura, y en vista de eso le disparan de arriba hacia abajo” contó a Provea.

Según investigaciones lo ingresaron a la morgue a las 8:44 pm, y los funcionarios manifestaron que el asesinato del joven había sido producto de un enfrentamiento con las autoridades, lo cual es completamente falso”, denuncia.

Ante mi llanto de preocupación pedí una cola y llegué al sitio donde estaba cerrado el paso por el Conas. Ahí estaban los dos carros el Malibú y el cielo color blanco. Yo pedía razón de mi esposo y los funcionarios respondían que no sabían de qué hablaba, que ahí lo que había era un accidente de tránsito. Yo sabía que tenían a mi esposo”, agregó.

Mientras Lameda pedía información y reclamaba la vida de su pareja, el papá de David José, Víctor Mosquera, fue hasta la sede del mencionado organismo, ubicado en el parque ferial Teodoro Herrera, en Carora, a procurar el paradero de su hijo, pero no estaba en el lugar.

El señor estuvo en el comando hasta las 8:20 de la noche. Veinticuatro minutos después el cuerpo del joven fue ingresado a la morgue del Hospital General Carora Dr. Pastor Oropeza luego fue trasladado a Barquisimeto.

Según la minuta, David José Mosquera estaba solicitado por el delito de homicidio. Lameda expresa que: “una entrada policial no justifica una muerte. De ser así ¿Por qué le disparan alegando que estaba solicitado? Sí él salió limpio en la revisión”.

La familia de la víctima denunció la presunta ejecución extrajudicial ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), así como también ante el Ministerio Público (MP).


Prensa Provea