English Spanish

En una nueva emisión de Son Derechos, el abogado Eduardo Torres, conversó con el Biólogo Alejandro Álvarez, Coordinador General de la organización defensora de derechos ambientales Clima 21, sobre el último informe publicado la ONG titulado Bosques en desaparición: deforestación en Venezuela 2016- 2021”.  

Álvarez, manifestó que en el país no se tiene suficiente información sobre el tema ambiental, pero que además no se discuten estos asuntos y quedan sin atención.

“La verdad es que la materia de la deforestación ha sido abordada desde un punto de vista muy académico y no tan cercano a la mayoría de las personas que puedan entender la magnitud de este problema. Nuestros bosques están siendo dañados y las cifras han aumentado cada vez más, por ejemplo: en la actualidad se ha venido deforestando en el país tres veces el área metropolitana de Caracas lo que equivale a 600 canchas de futbol por día, Venezuela tiene la tasa de deforestación más alta de la Amazonía”, denunció el activista.

Alejandro Álvarez, mencionó que entre las investigaciones que desarrolla Clima 21, hay reportes vinculados a los derrames petroleros generados por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), «con un total de siete derrames al mes que nunca fueron reportados en ningún lado».

“Acá la situación es tan grave que no se trata solamente de dañar el medio ambiente sino también a personas que trabajan directamente de la pesca, tenemos en estos momentos, en promedio, un derrame importante a la semana y es una de las tasas más altas del mundo», aseguró.

También se refirió a las constantes denuncias de construcciones ilegales de viviendas y desarrollos turísticos en parques nacionales y zonas protegidas, aseguró que la institución ambiental no protege estas áreas, y que el poder se impone por encima del medio ambiente. «En Venezuela una persona que tenga suficiente poder puede construir lo que quiera y eso está pasando en varios parques como por ejemplo: en Morrocoy, Mochima, Los Roques y El Ávila sin contar lo que paso con en los Tepúes.  Acá lo que importante es el poder”, lamentó.

Finalmente, Alejandro Álvarez expresó que al gobierno de Nicolás Maduro no le interesan las políticas de protección al ambiente y que la destrucción de los ecosistemas, «se ha acelerado más, se ha vuelto masiva y sin ningún tipo de control ni intención de cambio».