English Spanish

La continua escalada de tensiones y enfrentamientos violentos durante los últimos días sólo aumentan las divisiones en Venezuela, pero la violencia y el uso de fuerza no resolverán la crisis actual.

Las fuertes sanciones contra la oposición – recientemente un político opositor, Henrique Capriles Radonski, fue inhabilitado de la vida política por 15 años – no ayudan a controlar los disturbios y reducir las tensiones en el país.

El pueblo venezolano tiene derecho a manifestar pacíficamente y ver soluciones al conflicto político inmediatamente.

La Unión Europea llama a todas las partes a que encuentren un terreno común y pongan fin a la violencia.

Puede leerlo en inglés aquí.


Unión Europea