Hoy comenzaron un conjunto de audiencias públicas para denunciar crímenes de lesa humanidad en Venezuela. Tamara Suju, defensora y abogada penalista presentó junto al exfiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Ocampo, un conjunto de datos en materia de torturas y abusos por parte de los cuerpos de seguridad.

En la audiencia Suju mencionó que se han contabilizado alrededor de 289 casos de torturas cometidas por funcionarios de seguridad. Estos datos abarcan desde el gobierno de Hugo Chavez hasta fechas recientes de este año.

“La diferencia entre ambos mandatos (Chávez y Nicolás Maduro) es que mientras en el gobierno de Chávez la tortura y persecusión eran selectivas, con Maduro se ejecutan torturas masivas e indiscriminadas a manifestantes y opositores”, puntualizó la abogada.

De acuerdo a la investigación presentada, en Venzuela los altos funcionarios no castigan las denuncias de víctimas de torturias, sino que las ignoran y omiten a largo plazo.

Destacó la creación de estructuras para torturar a privados de libertad tales como El Helicoide y Plaza Venezuela,
ambos a cargo del Servicio Bolivariano de Intelitencia Sebin).

La abogada denunció que las situaciones ocurren a pesar de existir una Ley para la Prevención de la Tortura, Tratos Crueles e Inhumanos dedicada
a castigar a los funcionarios que propicien estas prácticas. “El silencio es la orden en mi país”, expresó.

Entre los datos principales destacó:
223 hombres y 66 mujeres víctimas de torturas
5% de los torturados son menores de edad
– 5 personas admitieron haber sido violados
– 72 víctimas sufrieron actos lascivos.
77 víctimas fueron desnudadas

De igual forma, Suju advirtió sobre tres razones que pueden motivar las torturas por parte de las autoridades:
1) Posición ideológica
2) Obtención de información
3)Lograr una acusación.