English Spanish

En una nueva emisión de Son Derechos, el abogado Eduardo Torres conversó con el profesor universitario Gregorio Afonso, Secretario de Asuntos Académicos de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (APUCV), sobre la reciente decisión del Ejecutivo Nacional de cancelar la totalidad del bono vacacional a todo el personal del sector educativo, luego de decenas de movilizaciones y reclamos a nivel nacional.

«La movilización de los trabajadores obligó al gobierno a retroceder», afirmó Afonso, quien no duda en calificar la medida como un triunfo de los trabajadores y no una concesión del gobierno de Maduro.

El pasado 12 de agosto, Tibisay Lucena, ministra de Educación Superior, anunció a través de su cuenta en la red social Twitter que, luego de un acuerdo con representantes de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas (CBST), se acordó el pago de 100% del bono vacacional de obreros, empleados y profesores universitarios para esta semana.

Adicionalmente, la ministra de Educación, Yelitze Santaella, anunció una medida similar para los docentes, empleados y obreros dependientes de ese ministerio, quienes se habían movilizado intensamente debido a la cancelación incompleta del bono vacacional.

Ambas funcionarias, aseguraron que estas decisiones fueron fruto del consenso entre la dirigencia sindical oficialista y la gestión de Nicolás Maduro.

Gregorio Afonso, contradice estas afirmaciones.

«Este anuncio es el resultado de la movilización nacional intergremial e intersectorial, que de manera constante y creciente viene demandando el respeto a los derechos laborales, incluido el pago oportuno y completo del bono vacacional y recreacional«, dijo.

«En el mes de julio hubo un hecho sobrevenido, insólito, sin precedentes en el país, que fue la firma de un acuerdo, entre una federación (y el Ejecutivo), en este caso una federación en la que todos sus dirigentes están identificados como funcionarios del gobierno, la FTUV (Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela), que firmó un acta en la que acordaba que el bono vacacional y recreacional se pagaría en cuatro partes. De los 105 días de bono, pensaban pagar 10 días en agosto, 10 en septiembre y 10 en octubre. Los 75 días restantes se iban a pagar en el 2023», informó el dirigente gremial.

«La lucha da esperanza. El pago completo de los 105 días de bono vacacional es sin duda una victoria de los trabajadores y un repliegue del gobierno de maduro», añadió.

Lucha contra el Instructivo ONAPRE

Para el profesor Afonso, el pago completo del bono vacacional y recreacional, no es la única demanda de los universitarios.

Fue enfático en señalar que aún se mantiene la exigencia de la derogación del instructivo ONAPRE, el presupuesto justo para las universidades y el rescate de las providencias estudiantiles.

«El Estado viola los derechos humanos de la población. Tenemos que seguir exigiendo que el TSJ se pronuncie y se derogue el instructivo de la ONAPRE», demandó Afonso.

En marzo pasado, la Oficina Nacional de Presupuesto (ONAPRE), adscrita al Ministerio de Finanzas, aprobó un instructivo denominado «Proceso de Ajuste del Sistema de Remuneración de la Administración Publica, Convenciones Colectivas, Tablas Especiales y Empresas Estratégicas«, que viola las interescalas de los tabuladores salariales provocando su aplanamiento, y que desconoce los beneficios socioeconómicos contemplados en las distintas convenciones colectivas del sector público.

Ello ha generado cientos de movilizaciones de trabajadores y empleados públicos a nivel nacional, exigiendo la derogatoria del instrumento. El sector universitario, ha jugado un papel estelar en este ciclo de protestas.

«Esto es un conflicto por derechos laborales, por eso es que logra resumir la más amplia unidad. Lo que unifica a todos en las luchas es el programa, son los propósitos sobre los cuales se avanza. Ese propósito es reivindicar las contrataciones colectivas y la intangibilidad y progresividad de los derechos laborales«, expresó Gregorio Afonso.

«Estamos en lucha desde marzo, porque hay que derogar el Instructivo Onapre porque conculca derechos ya que todas las contrataciones colectivas se esfuman de un solo plumazo. El gran reto en nuestro país es que la gente viva mejor y con el trabajo tenemos que generar riquezas. El trabajo decente es la verdadera utopía de estos tiempos«, puntualizó.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sintoniza nuestro programa Son Derechos todos los martes a las 08:00 pm, a través de nuestra cuenta oficial en Twitter y nuestro canal en YouTube.


Prensa Provea