El sindicalista del Complejo Siderúgico Sidor Carlos Ramírez en entrevista concedida a Provea en el día de hoy afirmó que no es cierto que los trabajadores y trabajadoras de dicha empresa estén recibiendo los implementos necesarios para trabajar en condiciones de seguridad en medio de la emergencia del Covid 19.  En tal sentido desmiente al Vicepresidente para el Área Económica Tareck El Aissami quien afirmó ayer que en todas las empresas del Estado se estaba atendiendo de manera adecuada a los trabajadores y garantizando se cumplan los protocolos de seguridad en  salud.

En Sidor afirma Ramírez los únicos trabajadores que a veces reciben su “naricera” son los que trabajan en la planta de pellas, pero quienes trabajan en laminación en frío, laminación en caliente, el muelle y demás áreas a nadie se le da. En medicina ocupacional no hay como atender un leve accidente o aplicar una inyección. La mayoría de los médicos no están asistiendo por falta de transporte. De una flota de 180 autobuses aproximadamente solo están en uso unos 10. Los trabajadores que estaban asistiendo por sus propios medios no lo vienen haciendo motivado a las dificultades para acceder a gasolina para sus vehículos.

La gerencia de Sidor mediante un comunicado informó que se le entregaría a todos los trabajadores una caja de comida y no se entregó nada. Sólo se le entregó a un grupo de trabajadores que cumplieron 112 horas de permanencia en planta. Cómo puede un trabajador con salarios de hambre y dificultades de transporte cumplir con esas horas de permanencia. Además se establece discriminación al entregar igualmente beneficios a un grupo de trabajadores privilegiados por la gerencia de la empresa. La mayoría queda excluida.

Desde agosto de 2018 cuando el gobierno decretó las llamadas tablas salariales no nos están dando ninguna prueba de pago para saber que se está pagando, qué beneficios de la convención colectiva.

Sobre la promesa que hizo Nicolás Maduro que pagaría los salarios de las empresas en el país, afirma que consultó con varios trabajadores de otras empresas y nadie ha recibido ese salario prometido.

El dirigente sindical hace un llamado a que se garantice en todas las empresas de Guayana los protocoles de seguridad para evitar los trabajadores puedan verse afectados por el covid 19, que se cumplan con las convenciones colectivas y se garantice un salario digno ante una inflación que cada día deteriora más el salario.

Prensa Provea