English Spanish

La Concha Acústica de Bello Monte sirvió de escenario para la entrega de los premios de la tercera edición de Miradas Diversas: Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos 2021, que por primera vez se presentó de manera competitiva y en el cual participaron un total de 64 títulos (23 largos y 41 cortometrajes) de 19 países.

El jurado, conformado por el cineasta chileno-venezolano Pablo de la Barra, la productora y guionista Claudia Nazoa y el director del área comunitaria de la Organización Sundance Abiram Brizuela, tuvo la difícil tarea de evaluar los largometrajes; mientras que los encargados para decidir por los cortometrajes estuvieron la destacada periodista y escritora Milagros Socorro, el activista de Derechos Humanos y coordinador general de Provea Rafael Uzcátegui y la guionista, productora y realizadora Belén Orsini.

Las ganadoras

En el renglón de Mejor Largometraje, el premio, que lleva el nombre del cineasta grego-francés Costa-Gavras, recayó en el documental Sara, Neyda, Tomasa y las otras, film de Lizette Lemoin, una cineasta preocupada por la realidad colombiana, que retrata la violencia del conflicto armado del vecino país a través de los testimonios de las mujeres que han sido víctimas tanto de las fuerzas militares como de paramilitares y de la guerrilla. “Por constituir un fresco poderoso que va desde el horror de la guerra en Colombia, donde las terribles imágenes de Botero son el contrapunto perfecto a los testimonios descarnados pero sobrios de las mujeres que los sufrieron, para finalizar, contra toda expectativa, en el territorio improbable: la esperanza y la alegría”, es parte del veredicto del jurado.

El premio fue recibido por Helga Malavé quien leyó un mensaje enviado por la realizadora: “Estoy muy feliz y al mismo tiempo triste por no estar con ustedes para compartir este premio con el nombre de Costa-Gavras, un cineasta que admiro mucho por películas como Z o Desparecido, en las cuales muestra realidades que muchos prefieren desconocer”. Lemoine dedicó el premio a sus protagonistas, mujeres valientes que no se doblegan por sus tragedias sufridas.

Por su parte el renglón al Mejor Cortometraje lo ganó Ecoutez-moi, de la cineasta española Paula Armijo: “Por su respetuoso tratamiento a una dolorosa y terrible situación que se repite en el silencio del ámbito doméstico. La realizadora enfatiza el anonimato al que son condenadas las víctimas de abuso sexual. Con mínimos recursos, una estética sobria y muy personal, el documental de Paula Armijo mantiene la tensión y conmueve a la audiencia”. La realizadora envío un video agradeciendo el premio y afirmando ser el primero que recibe el film fuera de España.

Menciones

También hubo menciones a otros títulos, como los destinados a los largometrajes Tierra calcinada, documental del español Antonio Ferrer, retrato de la represión durante el franquismo en el país ibérico; Yo, imposible de la cineasta venezolana Patricia Ortega, un film que para el jurado “magistralmente captura la cruda realidad de una de las comunidades menos representadas, menos entendidas y más vulneradas del mundo. Por su innovador tratamiento narrativo, su construcción cinematográfica y por visibilizar el universo interno de millones de personas históricamente invisibilizadas”; y Érase una vez en Venezuela, Congo Mirador, el aclamado documental de Anabel Rodríguez Ríos, “Por tocar temas universales como la ecología, la corrupción del poder y el enfrentamiento político sin perder la mirada afectuosa y el humor hacia esta pequeña comunidad donde todos son perdedores”.

Asimismo, en el renglón de cortometrajes, recibieron meciones: Un patio para que mis nietos jueguen, del cineasta Pedro Moreno, sobre el tema de la diáspora venezolana; Detrás de los hilos, producción española dirigida por Lucia Valverde sobre la lidia de varias mujeres cubanas con el machismo; y 107, del brasileño Pedro Ladeira, un relato íntimo que ofrece una mirada esperanzadora a través de la cotidianidad de un anciano en medio de la pandemia.

Reconocimiento a Fábrica de Cine

De igual forma, el jurado decidió otorgar un reconocimiento a Fábrica de Cine, el programa promovido por el Circuito Gran Cine, del cual estaban concursando 16 cortometrajes, realizados por los jóvenes participantes del programa: “Por su trabajo de documentación y visualización de la realidad venezolana”.

Todo el Festival Miradas Diversas podrá seguir siendo disfrutado, totalmente gratis, hasta el miércoles 15 de diciembre, en la plataforma Películas de Impacto www.grancinepi.net .