English Spanish

El 24 de agosto de 2020, la Red-DESC envió una carta colectiva al presidente Rodrigo Duterte de Filipinas expresando su profunda indignación por los asesinatos de Zara Álvarez y Randall “Ka Randy” Echanis en el lapso de una semana. Ambos defensores de los derechos humanos estaban vinculados a Karapatan, miembro de la Red-DESC.

Randall “Ka Randy” Echanis fue uno de los cofundadores de Karapatan y activista de derechos humanos por la justicia social y económica en Filipinas. Su trabajo se centró particularmente en la reforma agraria para beneficiar a las personas más pobres de las zonas rurales. Ka Randy fue asesinado el 10 de agosto de 2020.

Zara Álvarez fue una activista de derechos humanos durante mucho tiempo y ex directora de campaña y educación de Karapatan. Zara fue asesinada el 17 de agosto.

Ambos fueron calificados como terroristas por el gobierno y ya habían cumplido condenas de prisión por su trabajo de defensa de los derechos humanos.

Estos ataques ocurren en un contexto de extrema hostilidad hacia las personas defensoras de los derechos humanos en Filipinas, lo cual ha sido condenado por el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU y varios relatores especiales de la ONU a principios de este año.

Esta carta insta al gobierno de Filipinas a:

  1. Cesar los asesinatos de personas defensoras de los derechos humanos.
  2. Abrir investigaciones inmediatas, independientes e imparciales de los asesinatos de Randall “Ka Randy” y Zara Álvarez. Las personas responsables deben rendir cuentas.
  3. Otorgar la petición judicial de Karapatan de protección legal.
  4. Garantizar la integridad física y mental de las personas defensoras de los derechos humanos en Filipinas.
  5. Acabar con la retórica hostil y las campañas de difamación contra las personas defensoras de los derechos humanos por parte de las autoridades, incluida la eliminación de la polémica “lista roja” de personas defensoras de derechos humanos.
  6. Poner fin a la criminalización de las personas defensoras de los derechos humanos por su legítimo activismo por los derechos humanos.
  7. Revocar la Ley Antiterrorista.
  8. Apoyar una investigación internacional e independiente de las violaciones de derechos humanos en Filipinas según lo recomendado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y varios titulares de mandatos de los Procedimientos Especiales de la ONU.

Documento completo AQUÍ

2020_collective_letter_philippines_spa