English Spanish
Henderson Maldonado

Este miércoles, el Tribunal Primero municipal de Iribarren (Barquisimeto, Edo. Lara) ordenó medida cautelar de presentación cada 30 días para el abogado y defensor de Derechos Humanos, Henderson Maldonado, luego de que el martes 31 de marzo fuese detenido arbitrariamente por grabar irregularidades en la distribución de gasolina en Barquisimeto, mientras enfermos renales intentaban llenar los tanques de gasolina de sus vehículos.

A Henderson se le imputaron los delitos de resistencia a la autoridad (Art. 218) e instigación pública a la violencia (Art. 285) del Código Penal Venezolano, tras los hechos del día martes, cuando Henderson se apersonó a las afueras del destacamento 121 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) para acompañar a pacientes renales y trabajadores de la salud que estaban reclamando por irregulares en el suministro de gasolina.

El apoyo de Henderson tenía como objetivo garantizar que estas personas vulnerables pudieran obtener respuesta de la garantía de acceso al combustible para traslados a sus diálisis -cómo se había acordado previamente con las autoridades larenses- luego de conversar con las autoridades sin respuesta efectiva alguna, Henderson grabó un video para realizar la denuncia de la situación, hecho que molestó a los funcionarios de la GNB, quienes lo obligaron a eliminar el material. A pesar de haberlo borrado, los funcionarios de la GNB lo abordaron y le dijeron que tenía que entregar su teléfono y entrar al destacamento porque estaba alterando el orden público. Henderson se negó y los funcionarios procedieron a detenerlo y destruir su teléfono alrededor de la 1:00 PM del pasado martes 31 de marzo en el comando 121.

Posteriormente, Henderson fue agredido y golpeado por el coronel del comando 121 Franklin Meléndez, lo cual pudo ser validado por un forense, familiares y otros defensores que pudieron verlo y conversar con él. “Quiere vender este país a Estados Unidos” afirmó su agresor, comentario que forma parte de una estrategia de persecución y agresión contra los defensores de Derechos Humanos en Venezuela.

Su vida

El defensor Henderson Maldonado, tiene 30 años de edad, nació en el estado Táchira, y es abogado egresado de la Universidad Fermín Toro, forma parte de la Organización Movimiento Vinotinto. Desde el 2017 y 2018 ha sido abogado defensor de más de 200 casos de manifestantes y familiares víctimas de la represión en el estado Lara. Henderson Maldonado ha asesorado y asistido a una gran cantidad de larenses, víctimas de la impunidad por la represión en las protestas en la región.

Desde Provea exigimos su libertad plena, Henderson ejercía su derecho de informar sobre las irregularidades e injusticias en el proceso de distribución de gasolina. Nunca debió ser detenido por acompañar a víctimas y personas vulnerables. Además, reiteramos el llamado al cese de la criminalización y persecución contra los defensores de derechos humanos en Venezuela, y la plena garantía del cumplimento de sus derechos, consagrados en la Constitución del país.

Prensa PROVEA.