English Spanish

Ante el anuncio del Gobierno al promover un proceso de Asamblea Nacional Constituyente, la Confederación Sordos de Venezuela (Consorven)advierte al país y al mundo que esta iniciativa pone en riesgo la democracia nacional y exige a las autoridades respetar la actual Constitución ratificada por el pueblo mediante el voto en el año 1999.

Consorven expresa su profunda preocupación ante esta situación, pues fue partícipe del proceso de redacción y elaboración de la Constitución vigente que establece claramente cómo debe ser el funcionamiento de la República. La Confederación asegura que intentar modificar o establecer nuevas reglas para el manejo del país causa alarma y debe generar alerta en toda la nación.

Además, considera que el pueblo tiene derecho a decidir mediante el sufragio universal, directo y secreto, el rumbo que quiere para el país. De esta manera, los ciudadanos deben ser consultados para saber si están de acuerdo o no con un proceso constituyente y una nueva Constitución. Todo aquello que pretenda alejarse de esta condición y vaya en contra de lo establecido en las leyes, debe ser rechazado, pues atenta contra la democracia y la voluntad popular.

La Confederación denuncia que no existe pluralidad en el proceso Constituyente que está impulsando el Gobierno, pues no se están tomando en cuenta a todos los sectores para participar en el proceso. Como ejemplo cita que en las últimas actividades realizadas por los entes gubernamentales para tratar el tema de discapacidad, Consorven no ha sido invitada. En ese sentido, rechaza la exclusión a la que están siendo sometidos los distintos actores que son parte fundamental de la ciudadanía.

Los sordos consideran que el problema a la grave crisis que atraviesa el país no se resuelve cambiando la Constitución, sino haciendo cumplir las leyes existentes, respetándolas y garantizando la democracia. Sostienen que es necesario atender al pueblo que está clamando por expresarse mediante votaciones.

Como parte de las demandas, Consorven extiende un llamado a Nicolás Maduro a escuchar a la gente y resolver los problemas que aquejan a todos los venezolanos, apegado siempre a la Constitución, pues como presidente tiene la obligación de hacerlo. También exige a los Poderes Públicos ser garantes de los derechos humanos de toda la población.

La Confederación, una vez más, rechaza y condena los diversos hechos de violencia y represión que han ocurrido en el territorio nacional y pide que cesen las agresiones y los asesinatos. De igual modo, hace un llamado a la comunidad internacional a pronunciarse y velar por los derechos humanos de los venezolanos que están siendo vulnerados en este momento.


Confederación Sordos de Venezuela