El pasado viernes tuvo lugar el primer Encuentro Nacional de Egresados Acción Sindical y Derechos Humanos en los espacios de la Universidad Católica Andrés Bello. (UCAB), la ocasión sirvió para debatir puntos en común entre los sindicatos y establecer un contraste medio de la difícil coyuntura que atraviesa el sector.

Impacto del programa de formación

La primera ponencia estuvo a cargo de Carlos Patiño, coordinador del programa de Exigibilidad de PROVEA, quien habló acerca de las amenazas y los retos del movimiento ante la fraudulenta ANC. Hizo especial énfasis en la criminalización de los sindicatos y del factor que tendrá la ANC en materia de persecución y censura tras haberse aprobado la “Ley contra el Odio”, política que catalogó como “ilegal”, dado que se encuentra por fuera de lo establecido por la CRBV.

Patiño destacó que el rol de los indicativos deberá actuar de forma cohesionada para responder a escenarios más complejos donde sean capaz de hacer frente a persecuciones o discriminación. Señaló como fundamental la organización en medio de una Dictadura moderna.

Posteriormente Jacqueline Richter, investigadora de la Universidad Central de Venezuela, detalló sobre los resultados de una evaluación metodológica  aplicada a los  sindicatos, a partir de la cual es posible establecer una reflexión colectiva para fortalecer los encuentros regionales.

Para Richter los sindicatos deben trabajar alrededor de un conjunto de ejes de una política sindical libre, en paralelo reconoce que los trabajadores perciben la figura de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) como un ente lejano.

“Existen otros factores que son fundamentales para movimiento sindical a futuros tales como la economía del trabajo en pro de la productividad, el planteamiento de una negociación colectiva donde se incluyan criterios de igualdad y trabajo digno. Existe mucho miedo o resistencia al factor tecnológico, al manejo de redes.”, señaló Richter.

Principios y Líneas Programáticas

León Arismendi, director del Instituto de Altos Estudios Sindicales explicó sobre un conjunto de principios y proyecciones de cara a los retos de la figura sindicalista a futuro, enfocándose principalmente en la atomización del movimiento sindical, la independencia y autonomía sindical deben ir en paralelo a varias discusiones por unas condiciones digna.

Arismendi trajo a colación el debate necesario alrededor a la renovación moral y a la consolidación de un Gran Acuerdo nacional como eje específico para la reconstrucción del país.

Por último, Consuelo Iranzo, investigadora del INAESIN-CENDES presentó la metodología correspondiente a las mesas de trabajo, justificando la selección de un conjunto de indicadores para optar por un trabajo decente. En este apartado, se mencionaron dimensiones y unos indicadores a partir de cada área.

De igual forma en la segunda parte de la jornada se organizaron un conjunto de mesas respondiendo a la metodología presentada con anterioridad con el fin de promover una mayor coheresión entre trabajadores de distintos ramos frente a la solicitud de un trabajo decente.


Prensa Provea