English Spanish

Víctor Márquez es un profesor universitario (UCV) y un gremialista de experiencia, por lo que hoy es Presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela  (APUCV). En las últimas semanas ha sido uno de los voceros tanto de “Venezuela Unida no se Rinde” como del “Frente Amplio Venezuela Libre”. Con él conversamos sobre su opinión acerca de las plataformas de articulación así como del proceso de votaciones que se realizará el próximo 20 de mayo.

 – ¿Por qué surge la necesidad de crear un Frente Amplio?

El Frente Amplio es una iniciativa proveniente de diferentes sectores sociales frente a la angustia que está viviendo el país. Diría, en términos generales, que es una propuesta que proviene del Padre Luis Ugalde, que planteaba la  necesidad de unificar sectores ye enfrentar lo que hemos llamado un fraude electoral. No obstante ha tendido a confundirse su origen, algo que es comprensible ya que previo a su instalación ocurrió un evento en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, que es inicialmente promocionado por la Asociación de Profesores de la UCV, al cual se unieron un conjunto de organizaciones sindicales, gremiales y de la sociedad civil que se denominó “Venezuela Unida no se Rinde, es Hora de Cambiar”. Ese acto fue de la sociedad civil venezolana. Por eso no hubo ninguna participación del sector político, el cual tuvo como objetivo fundamental levantar el ánimo de pelea a la sociedad venezolana, porque sentíamos que había un decaimiento en la sociedad y que el rol de los liderazgos era levantar el ánimo. Ese objetivo se alcanzó. El éxito de esa convocatoria tuvo un efecto de bola de nieve que permitió que los organizadores de ese acto fuéramos invitados a participar en el Frente Amplio, particularmente en el sector sindical y gremial. La Unidad Sindical y Gremial fue invitada al acto de creación del Frente Amplio y se decidió que el representando fuera mi persona. Me solicitaron que leyera el documento que contenía las actividades que iban a realizarse a partir de ese momento. En ese sentido ambas organizaciones son distintas, pero están vinculadas.

– ¿”Venezuela Unida No Se Rinde” sigue funcionando?

Seguimos funcionando y se reúne con periodicidad, realizando o participando en algunas actividades, tales como la protesta en la sede de la Cruz Roja para solicitar la ayuda humanitaria, se hizo otra ante la Superintendencia de Bancos (SUDEBAN) a realizar exigencias en cuanto a la escasez de efectivo. Por otro lado el Frente Amplio tiene como elemento destacable su conformación, independientemente de la valoración que hagamos de la capacidad de movilización o receptividad que el Frente ha tenido. El Frente Amplio está integrado por la Iglesia Católica, la Iglesia Evangélica, FEDECAMARAS, el movimiento estudiantil, por el movimiento Venezuela Unida no se Rinde, por el sector académico de las universidades y adicionalmente a eso están algunos partidos políticos integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática, además del denominado Chavismo Crítico o disidente. En ese sentido cuando se acusa que el Frente es una nueva presentación de la Mesa de la Unidad, se está haciendo una aseveración que no es cierta: la MUD sigue existiendo y forma parte del Frente Amplio, no es el Frente Amplio.

– ¿Cuáles son las demandas y exigencias del Frente Amplio?

Para entender al Frente Amplio hay que leer el manifiesto fundacional donde se plantea como objetivo central el conquistar unas condiciones que permitan una elección que cumpla con los requisitos de transparencia, dentro de los estándares establecidos por la comunidad internacional. El segundo elemento es el rechazo a la participación en el fraude electoral convocado para el 20 de mayo y plantea la línea pacífica como instrumento para salir del gobierno de Nicolás Maduro y su proyecto político. En ese sentido coincide con las personas agrupadas en el movimiento Soy Venezuela, no coincide con el planteamiento de Avanzada Progresista, liderado por Henry Falcón. Puede decirse que va que la casi totalidad de los partidos políticos, hasta una gran mayoría de la sociedad civil que está llamando a no participar y por otro lado un sector mucha más pequeño que está llamando a participar en el fraude electoral.

Sobre las votaciones del 20 de mayo

– Afirman que no participarán ni convalidarán el proceso convocado para el 20 de mayo al que califican de ”fraude electoral” e instan a la ciudadanía a no votar ¿Qué acciones acompañan este llamado?

Lo primero es convencer a la gente del por qué no participar. Lo natural es que la gente tenga tendencia a votar porque históricamente se ha llamado siempre al ejercicio del voto.  Por lo tanto puede confundir a la población el hecho que antes se llamara a votar y ahora no. Uno se abstiene en un proceso electoral, pero en un proceso que no es electoral sino que es un fraude no hay abstención. Se está llamando a no participar porque no hay condiciones que garanticen el resultado electoral. Nos referimos a esto cuando en una sociedad democrática hay pluralidad de propuestas políticas dentro de las cuales las personas pueden optar. Sin embargo el gobierno eliminó a la mayoría de los partidos de oposición, eliminó la tarjeta de la MUD, inhabilitó candidatos de oposición, dejando algunas organizaciones que le permitieran dar algún aire de legalidad para el 20 de mayo. Entonces la actividad central ha estado centrada en asambleas de ciudadanos, en reuniones de pequeños grupos para informarle a la gente el por qué no se debe participar en ese proceso y por qué es catalogado como un fraude electoral.

– ¿El Frente Amplio posee proyección nacional?

Se está constituyendo en todos los estados, a nivel municipal y bajar lo más posible a los otros niveles. Eso ha venido ocurriendo. Ha habido una gran cantidad de asambleas ciudadanas y actividades durante esta semana. Se ha creado el Frente Amplio de Mujeres, se han estado pronunciando diferentes sectores en cuanto a la no participación  y una movilización prevista para el día 16 de mayo hacia la Organización de Estados Americanos para solicitarle el no reconocimiento al fraude electoral.

Desobediencia Civil

– Una de las acciones a las que hacen referencia es la ‘desobediencia civil’. ¿Cómo entienden su aplicación en nuestro contexto?

El discurso del Frente ha sido el desconocimiento a la convocatoria al proceso del 20-M. Es ilegal porque fue hecho por una instancia que no tiene potestad para ello como lo es la Asamblea Nacional Constituyente, la cual también tiene un origen inconstitucional e ilegal. Si a lo que se está llamando es a no participar en el proceso, porque no es un proceso electoral sino es un fraude, en el cual ya se saben los resultados, si se está llamando a que se den condiciones para un proceso libre y transparente que nos permita cambiar al gobierno y su modelo político, la consecuencia natural el día 21 es que pasemos a desconocer ese resultado y lo que surja del anuncio del Consejo Nacional Electoral, que ya sabemos va a ser la reelección del actual presidente de la república. En mi opinión, el día 21 deberíamos estar llamando a la ciudadanía que se aplique el artículo 333 constitucional, el cual establece que si el gobierno se ha salido o continua saliéndose del marco democrático y violando las leyes no puede ser reconocido por la ciudadanía, eso debería materializarse en que todos los actores del Frente Amplio, desde la Iglesia hasta el chavismo disidente, deberíamos llamar a acciones de desobediencia civil.

– ¿Están elaborando propuestas para una posible transición? ¿Cuáles son los grandes temas de la reinstitucionalización  democrática de Venezuela?

Eso ahora está en proceso de discusión. Creo que hay unos elementos generales en los cuales se tiene consenso en cuanto a las acciones a tomar. Entre las acciones prioritarias está que se abra un canal humanitario de manera inmediata porque el gobierno destruyó la productividad en el país, por lo tanto la capacidad productiva tiene que levantarse para que puedan atenderse las necesidades de la población. Hay que devolverle a sus legítimos dueños las propiedades expropiadas, crearles garantías y apoyo a los productores. Hay algunos otros elementos que tienen que ver con el control de la inflación el país para superar la situación de calamidad que sufre la población, los mecanismos los tendrán que proponer los economistas, entre algunas están las de la Academia Nacional de Ciencias Económicas y Sociales, las cuales habrá que tomar en cuenta.


Luis Silva / Especial para Provea