English Spanish

Este lunes, miembros de la sociedad civil y de organizaciones, se concentraron de manera pacífica en las afueras de la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Altamira, para exigirle a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, la creación de una Comisión de Investigación en Venezuela que designe a los responsables individuales de violaciones en la materia.

Rafael Uzcátegui, Provea

Para Rafael Uzcátegui, Coordinador General de Provea, quien participó como vocero de la actividad, una Comisión de Investigación es un punto muy importante que debe ser activado en situaciones tan graves como las violaciones venezolanas en materia de derechos humanos, ya que investiga casos específicos, establece lo que sucedió y señala responsabilidades individuales; resultados que para el defensor de derechos humanos serán muy importantes para el examen preliminar sobre Venezuela que se está realizado ante la Corte Penal Internacional.

Feliciano Reyna, Acción Solidaria

El fundador de la organización Acción Solidaria, Feliciano Reyna, destacó que la creación de una Comisión de Investigación es clave para que no se continúe fomentando la impunidad, sobretodo en casos como el de Fernando Albán, que después de casi un año de su muerte, aún no se han señalado a los responsables de sus tratos crueles, como también en otros casos denunciados de víctimas de torturas, ejecuciones extrajudiciales, entre otros.

Para los asistentes de la concentración, la actualización oral sobre el informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, fue muy valiosa para Venezuela ya que ratificó todas las violaciones sistemáticas que han ocurrido en el país, donde también se demostró la indisposición de Maduro de cumplir las recomendaciones realizadas, y reiteración de un equipo permanente de la comisión que pueda establecerse en Venezuela.

Destacaron que la posible entrada de Venezuela al Consejo de Derechos Humanos no implica reconocimiento en la materia, dado que hay dos puestos para la región y dos países candidatos, situación que la dictadura de Nicolás Maduro podría manipular.

Finalmente señalaron que seguirán en las calles exigiendo los derechos de los venezolanos. Además, destacaron que todo lo que ocurra en el país quedará documentado para una eventual reparación de las víctimas cuando llegue la justicia a Venezuela y a los principales responsables de la crisis actual.

Prensa PROVEA