English Spanish

El 5 de mayo, representantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) entregaron un documento al Ministerio Público a través del cual denuncian ataques a trabajadores de la prensa en desempeño de su labor, así como exigen el cese y las investigaciones correspondientes.

Marco Ruiz, Secretario General del Sntp, señaló que en lo que va de año la institución que representa tiene registrados 201 caso de agresiones contra trabajadores de la prensa, de los cuales 130 han ocurrido desde el 31 de marzo hasta la actualidad.

Asimismo, el sindicalista aseguró que “más del 80% de los victimarios son en primer lugar efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, y en segundo lugar de la Policia Nacional Bolivariana”.

En sus declaraciones también hizo énfasis en que los periodistas no eran responsables de las políticas editoriales asumidas por los medios de comunicación tradicionales (radio, televisión y prensa) vinculados al gobierno en un contexto en el que este último ha intentado imponer una hegemonía comunicacional, generando sesgo informativo y, quebrantando de esta manera el derecho a informar y a ser informado.

Además, Ruíz denunció la articulación entre civiles armados y funcionarios del Estado responsables de detenciones arbitrarias y agresiones. En este sentido exigió a la Fiscal General Luisa Ortega Díaz realizar las investigaciones pertinentes y desmarcarse de las acciones del gobierno al respecto. De igual manera, interpeló al Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas sobre la ausencia de pronunciamiento.

En la actividad estuvo presente Maryuri González, periodista del medio alternativo Vivoplay para denunciar que los conductores Marcos Vergara y Deivis Valera quienes fueron detenidos arbitrariamente por presuntos civiles armados el pasado 1ero de mayo junto a ella y al periodista Guido Villamizar (estos últimos liberados horas más tarde) mientras cubrían cacerolazo en Chapellín, sector La Florida, siguen detenidos.


Prensa Provea