La Confederación de Trabajadores de Venezuela expresó a través de un comunicado el conjunto de preocupaciones que la dirigencia sindical de ésta Central tiene ante las medidas implementadas en el Decreto de Estado de Alarma y los efectos que pueden tener sobre los trabajadores y trabajadoras en Venezuela.

Ya antes de la Emergencia por el coronavirus el sector laboral del país se encontraba considerablemente afectado por la hiperinflación, alto desempleo, incumplimiento de convenciones colectivas, pulverización de conquistas como las prestaciones sociales y las cajas de ahorro. Además con la pérdida real del beneficio de Hospitalización, Cirugía y Maternidad ya que los montos para cubrir contigencias son tan bajos que no cubren ni siquiera para acudir a tomarse la tensión.

Desde Provea ratificamos la necesidad que Maduro convoque a un diálogo tripartito donde junto a empresarios y organizaciones sindicales se adopten un plan integral con carácter de urgencia que permita atender las necesidades del sector laboral y se adopten medidas que permitan evitar la quiebra de centros de producción y comercios que puede conllevar al desabastecimiento e incremento del desempleo.

En su comunicado la CTV expresa entre otros aspectos lo siguiente:

“Para los trabajadores venezolanos crece la angustia por no tener ingresos suficientes para cubrir sus alimentos y otras necesidades básicas. No solo aquellos que trabajan por cuenta propia; incluso los que tienen un empleo fijo. Igual ocurre con jubilados y pensionados, cuyos riesgos son mayores debido a la alta vulnerabilidad de su sistema inmunitario, y a quienes no les alcanzan sus menguadas pensiones para adquirir medicamentos.
A lo anterior se suma la falta de agua, gas, transporte, los continuos apagones y la falta de gasolina, lo que hace más dura la cuarentena. La escasez de agua es un serio problema en muchos centros de salud, en los cuales también escasean los desinfectantes, las mascarillas y guantes desechables. Los escasos recursos que se obtienen se reutilizan tantas veces como sea posible, al punto que los trabajadores de la salud son los más expuestos diariamente al virus. Es propicio señalar que el 7 de Abril es el día Mundial de la salud, declarado por la OMS. La situación particular de Venezuela en esta fecha es una brutal crisis antes el colapso del sistema de salud desde hace varios años. Vaya nuestro reconocimiento a los abnegados profesionales y trabajadores del sector por su valiente y valioso aporte en el difícil momento por el cual atraviesa el país”

En texto completo del pronunciamiento es el siguiente: Comunicado Oficial CTV ante la pandemia