El miércoles pasado se llevó a cabo un debate sobre la crisis que atraviesa Venezuela por parte de los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Durante la reunión del Consejo Permanente, 13 países reiteraron su rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente y consideran que el proceso afecta las libertades democráticas de la nación.

A través de un documento que leyó Jesús Sierra, embajador de Paraguay, manifestó la voluntad de México, Perú, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos (EEUU), Guatemala, Honduras y Paraguay al exigirle al gobierno venezolano suspender la Asamblea Nacional Constituyente que sería instaurada el próximo domingo, dado que implicaría “el desmantelamiento definitivo de la institucionalidad democrática”.

A pesar de ello, esta declaración no fue sometida a votación, debido a que el grupo de países sólo fijó posición a falta de votos.

Andrés González, embajador colombiano aseguró que la ANC agudizará el antagonismo entre los sectores enfrentados actualmente. Para el diplomático, el silencio no representa una alternativa frente al escenario que atraviesa Venezuela, donde es necesario el concenso para instaurar reglas de convivencia.

Carmen Luisa Velásquez, represenante de Venezuela consideró como violatorio a la naturaleza de los propósitos de la Carta Democrática realizar el deabte, aunque no se oponía a la aprobación de la orden del día. Leyó un comunicado donde denunciaba ante la comunidad internacional un conjunto de “agresiones sistemáticas” por parte de los Estados Unidos contra Venezuela.

De igual forma, los representantes de Nicaragua y Bolivia expresaron que la situación de Venezuela debe ser resuelto bajo sus propios mecanismos, dado que es sinónimo de un país “soberano”.

Entre otras declaraciones, el presidente del Consejo Permanente, José Luiz Machado, emabjador brasileño expuso un vídeo publicado por la ONG Human Rights Watch, donde se recopilaban el conjunto de represiones que han cercado a los ciudadanos venezolanos.

Países denunciaron ruptura del orden constitucional

Michael Fitzpatrick, representante de Estados Unidos, destacó que las últimas acciones del Ejecutivo venezolano son signos del autoritarismo. “Esta ANC no goza del apoyo de la mayoría de los venezolanos, más de 7 millones votaron en contra de la ANC”, puntualizó.

Paraguay fue otros de los países que se sumaron al rechazo de la Constituyente y advirtió sobre el peligro de abolir la Constitución que definió Hugo Chávez como “una de las mejores dle mundo.”

La reunión terminó sin un concenso y con el rechazo categórico de la Constituyente por parte de 13 países miembros de la organización.


Prensa Provea