English Spanish

El sector salud es un ejemplo de los factores que han minado las conquistas más importantes obtenidas después de años de lucha sindical y gremial

Varias han sido las razones para que la carrera profesional se haya deteriorado en el sector salud. En el segundo boletín del Observatorio Venezolano de Libertad Sindical (OVLIS) llamado “Impacto de la política gubernamental de desprofesionalización de los trabajadores del sector salud en Venezuela”, se identifican algunos problemas que van desde carencias en la formación, inadecuado sistema de remuneración y evaluación, hasta la diáspora.

La investigación de OVLIS comprobó la existencia de una política estatal destinada a destruir la carrera administrativa de los funcionarios y la profesionalización de los obreros.

Además, ingresos en franco fraude de ley, jueces que avalan las prácticas de fraude a la ley y una reducción de los cargos para hacer carrera. La crisis universitaria también ha afectado la formación de los profesionales de la salud. Desde hace años la matrícula en las universidades autónomas se ha reducido y las malas condiciones de las instalaciones hospitalarias han dificultado el desarrollo de las prácticas profesionales.

La Federación Médica Venezolana reporta que 26.160 especialistas venezolanos se han ido del país. En el Hospital Central del estado Carabobo, pasaron de tener 700 enfermeras en 2018 a menos de 300 en 2020. Esas masivas renuncias son producto de la política estatal de reducir los tramos salariales a un máximo de 2 salario mínimos, lo que fue otro golpe a la carrera y a los ascensos, pues el incentivo económico desapareció, ya que al salario de hambre se le agregaron los límites impuestos a la máxima remuneración.

Es por eso que estos médicos, personal de enfermería, bionalistas y radiólogos, han migrado, ya sea hacia el sector privado o al exterior del país, en busca de mejores condiciones de trabajo y vida. Muchas veces, los puestos vacantes son ocupados por personas que no han culminado sus estudios profesionales, e incluso se hacen contrataciones sin verificar si los documentos de culminación de estudios son verdaderos.

La COVID-19 es otro punto crítico. Los trabajadores enfrentan la pandemia con salarios de hambre, la ausencia de transporte público y la falta de condiciones de bioseguridad indispensables.

El sector salud es un buen y dramático ejemplo de los principales factores que se han instaurado en los últimos años en la vida laboral del sector público, minando las conquistas más importantes obtenidas después de años de lucha sindical y gremial.

La investigación muestra que en pandemia, las políticas gubernamentales niegan en los hechos el derecho a la salud integral y de calidad garantizado en la Constitución.


Observatorio Venezolano de Libertad Sindical