English Spanish

 

El nuevo Parlamento Europeo, resultado de las elecciones europeas el semestre pasado, ha emitido una contundente resolución sobre la situación en Venezuela este 18 de julio. Con 455 votos a favor, 85 en contra y 105 abstenciones, el nuevo Parlamento Europeo, que se instala por un periodo de cinco años, se estrena en sus posiciones sobre la emergencia humanitaria y de derechos humanos en Venezuela. En efecto, mientras el gobierno de facto de Maduro, en su estrategia propagandística, falseaba el contenido de una resolución del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, en Bruselas el Parlamento Europeo preparaba y emitía una resolución con un real y severo contenido de derechos humanos.

La resolución parlamentaria brinda un claro respaldo al informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y retoma sus constataciones en cuanto a la responsabilidad de Maduro y sus fuerzas armadas y de inteligencia en el uso indiscriminado de la violencia, las detenciones arbitrarias, la tortura y las ejecuciones extrajudiciales. Un día después de que Maduro brindara todo su respaldo a las FAES, la resolución respalda la recomendación de Bachelet para que se establezca un mecanismo nacional imparcial e independiente, con el apoyo de la comunidad internacional, para investigar las ejecuciones extrajudiciales cometidas durante operaciones de seguridad que lleve a sanciones a los responsables. Bachelet ha pedido claramente que las FAES sean disueltas.

La resolución condena los actos de persecución política y pide la libertad de las personas detenidas arbitrariamente. Señala los actos de intimidación contra los pueblos indígenas y sus líderes, recordando que deben ser protegidos y se les debe garantizar su derecho a la tierra. Se refiere al impacto ambiental de los megaproyectos en particular al Arco Minero del Orinoco.

La resolución subraya la emergencia humanitaria, su dimensión nacional y regional, en particular el impacto de la migración masiva de venezolanos en los países de la región. Respalda a la Asamblea Nacional, apoya al “legítimo Presidente Interino Juan Guaidó” y se pronuncia sobre las condiciones para facilitar los contactos impulsados por Noruega.

En dos puntos importantes, de un lado, llama al Consejo de la Unión Europea a aplicar sanciones adicionales contra las autoridades de facto responsables de las violaciones a los derechos humanos y de la represión, restringiendo sus movimientos en la Unión Europea, congelando sus bienes y sus visas, tanto a ellos como a sus familiares cercanos. De otra parte, reitera el apoyo a la indagación preliminar adelantada por la Fiscalía de la Corte Penal Internacional y llama a la Unión Europea y sus estados miembros a apoyar la denuncia presentada por seis Estados parte del Estatuto de Roma.

El nuevo Parlamente Europeo, apenas se instala y ya se aboca a la situación en Venezuela. La Resolución de hoy 18 de julio se destaca porque de los 751 miembros de ese parlamento, 455 es decir 60,5% votaron a favor de la resolución, mientras que 85, es decir 11.3% votaron en contra. Esta votación es una muestra más del aislamiento internacional del gobierno de facto. Este hecho ocurre a solo dos días de que la Alta Representante de la Unión Europea para asuntos Exteriores, Federica Mogherini, hiciera un duro pronunciamiento apoyando también el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, la Sra. Bachelet.

 

Resolución 18 de julio de 2019 ENG