En el marco del Plan Zamora y el patrón represivo por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, en las protestas del 15 de mayo falleció un joven y otro resultó herido perdiendo su vida la madrugada de este 16 de mayo. Se trata de Luis José Alviarez Chacón (18), y Joiner Mora (17). El Ministerio Público (MP) reseñó que Alviarez resultó herido en Palmira, estado Táchira, y Mora en Ciudad Bolivia, Barinas. Para el caso de Táchira se comisionó al fiscal 4º del estado, Virgilio Molina, y para el caso de Barinas a la fiscal 9ª, Rosa Pumilia.

Luis José Alviarez Chacón, según relata nota del Ministerio Público,  se encontraba junto a un grupo de personas manifestando en localidad de Palmira cuando presuntamente habría recibido un impacto de bala en el tórax, fue trasladado al Hospital Fundahosta, ubicado en Táriba, municipio Cárdenas, donde ingresó sin signos vitales.

Por su parte, Joiner Mora, según reseña el MP, se encontraba en las adyacencias de Ciudad Bolivia donde se desarrollaba una manifestación, “cuando repentinamente llegó un grupo de personas que efectuó varios disparos, hiriendo al joven en la región craneoencefálica”. Fue trasladado al hospital Doctor Luis Razetti, donde falleció la madrugada de este 16 de mayo.

En horas del mediodía, el MP confirmó a través de su cuenta de Twitter la imputación del funcionario de la policia regional, Luis Oviedo, por la muerte de Diego Hernández (33), quien murió ayer tras recibir un disparo durante una manifestación en Capacho, estado Táchira. De igual forma, comisionó a los fiscales 44° nacional y 5° del estado Carabobo, Rubén Pérez y Armando Escalona, respectivamente, para investigar las heridas ocasionadas a los funcionarios de la policía de Carabobo, Jorge Escandón, Reinaldo Alvarado y Andrés Ospina.

A través de la misma vía, el MP confirmó la muerte del joven Diego Arellano en una manifestación en San Antonio, comisión al  Fiscal 1 de Miranda para investigar los hechos.

Esta información está actualizada hasta el 16 de mayo a las 2:05 pm


Prensa Provea