English Spanish

-¿Cuál es el diagnóstico que han hecho de los problemas que hay en salud? ¿Cuál es el estado de los hospitales públicos y su infraestructura?

El diagnóstico de salud, para los efectos y misión de los médicos es negativo, negativo porque fuimos formados en la medicina preventiva como una política de estado, entendiendo que la prevención es mucho más barata que curar. Desde hace bastante tiempo hemos visto la destrucción de la estructura que se encargaba de hacer prevención en Venezuela: se acabó con los sistemas ambulatorios, la red Barrio Adentro como sistema paralelo adscrito al Ministerio de Salud no funciona. En cuanto a prevención, la vacunación está inoperativa, resumiendo, la política de prevención no existe. Las campañas que realizaba el ministerio tales como el No Fumar, campañas por una vida sana no se realizan, en estos momentos el ministerio está enfocado en la medicina curativa, ya por ahí puede verse que el problema es grave, cuando un país se dedica a curar es porque la enfermedad está presente, es o ha sido el condicionante que ha permitido la aparición de enfermedades que habían desaparecido o estaban más que controladas. Ejemplo de eso, lo tenemos en la prensa diaria: Malaria o Paludismo, los números son escalofriantes, no solo de los pronósticos, sino de los casos diagnosticados en casi todo el país.

Hablemos de la Difteria, que es una enfermedad prevenible por vacunación, donde hubo que desempolvar los libros para diagnosticarla porque era una enfermedad que ya ni se daba en las clases de medicina, porque ya había sido erradicada gracias a la vacunación. Otro caso emblemático es la Tuberculosis, la cual está diezmando a nuestra población y apareciendo en lugares donde existía un control absoluto de la enfermedad. No hablemos de enfermedades de transmisión sexual, donde existía un control. Cuando no existe información oficial para hacer seguimiento a las enfermedades, no es posible crear las políticas necesarias de prevención, la información que se maneja en estos momentos es por vías alternas, provenientes de otros países que colocaron el alerta sobre la Difteria, el Paludismo y el caso más patético el de Sarampión, donde en un momento se llegó al control casi absoluto de la enfermedad, eso es un indicativo del estado del sistema de salud.

En el tema de infraestructura hospitalaria, donde el Ministerio de Salud ha realizado inversiones, se evidencia desabastecimiento de medicamentos y material médico-quirúrgico, además de la parálisis total de todos los servicios de diagnóstico tal como imagenología, laboratorios, si hablamos de los bancos de sangre, hay una crisis tremenda donde no existen reactivos para detectar enfermedades de la sangre. Las terapias intensivas de nuestros hospitales están cerradas, porque no tienen medicamentos o por obsolescencia de equipos o porque la infraestructura está dañada. Sin contar con el hecho que los servicios público tales como electricidad, agua son intermitentes o inexistentes en muchas zonas del país, además hay que hablar del insuficiente suministro de insumos para la higienización de los centros de salud tales como cloro y antibacterianos específicos.

-Se habla de fallecidos por falta de medicamentos o tratamientos ¿tiene algunas cifras al respecto?

La información que se maneja, producto de ese silencio oficial, proviene de segundas y terceras fuentes. Como médico de hospital que soy, si puedo decir que hay fallecimientos de pacientes por falta de medicamentos y tratamiento. Las cifras exactas no se conocen porque el organismo encargado de publicar esa información no las divulga, por razones que juzgo de carácter político. Las ONG de pacientes tienen un aproximado, de los pacientes que está inscritos en esas ONG, eso pudiera darnos una perspectiva de los que pudiera estar ocurriendo en el ámbito nacional, serían proyecciones pero no con fiabilidad. Por otro lado el problema se agrava más con la desnutrición, que es consecuencia de un problema socioeconómico. Organizaciones como Cáritas han hechos estudio que sirven de proyección, pero aun cuando esa información es de por sí alarmante, es posible que se quede corta. La deserción escolar producto de la falta o inoperancia de un programa como el de alimentación escolar es alarmante.

-Eso por supuesto traerá consecuencias en futuro en cuanto a crecimiento y desarrollo cognitivo de esos niños

Así es y que va más allá de la herencia familiar. La deficiencia de nutrientes y calorías traerá como consecuencia que el desarrollo cognitivo se verá afectado, ya que son necesarios en el desarrollo de los niños antes de los cinco años.

-¿Cuáles son las patologías más afectadas por la falta de insumos o medicamentos?

Primero vamos a dividirlas en cuatro grupos: enfermedades crónicas, las cuales ameritan tratamiento continuo y que no puede fallar tales como hipertensión arterial, problemas pulmonares, los problemas de oncología, las enfermedades congénitas, las enfermedades endocrino-metabólicas, los pacientes están sufriendo la deficiencia en el suministro de medicamentos por parte del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. Existe otro grupo de enfermedades de carácter infeccioso de aparición brusca, las cuales no pueden ser atacadas de forma adecuada producto de la inexistencia de antibióticos específicos para cada patología, entonces deben ser atendidos con dos o tres medicamentos para múltiples infecciones las cuales están presentando resistencia por un uso inadecuado del antibiótico. Tenemos las patologías agudas, tales como fiebre, diarrea o un paciente con traumatismo, también tiene deficiencias en cuanto a los medicamentos. Existen las enfermedades congénitas o hereditarias, las cuales pueden ser mitigadas con el uso de medicamentos de altísimo costo. Es decir la deficiencia en cuanto al abastecimiento de medicamentos es real.

-¿Qué estadísticas manejan en cuanto a la migración de médicos? ¿Qué especialidades son las más críticas?

En estos momentos la migración abarca todas las especialidades. La información disponible, presentada hace un mes, proviene de la Federación Médica Venezolana y habla de 22.000 médicos. Es posible que esa cifra hay aumentado. Por otro lado esa realidad no es solo del gremio médico, también hay que hablar de la migración de otros profesionales del área de salud. En cuanto a las especialidades de las cuales habían poco profesionales, están migrando muchos, hablamos de cirujanos cardiovasculares, nefrólogos, neurocirujanos, profesionales con una altísima formación, con dos y tres postgrados formados en el país. Podemos decir que la generación de relevo está despareciendo del país, por otro lado las nuevas generaciones que se están formando actualmente, para que tengan el nivel de los que están migrando, necesitarían entre 5 y 10 años para alcanzar ese nivel, los cuales además también se están yendo del país. Es decir que le generación que se quedará serán los más antiguos, los cuales ya estarían o están en edad de jubilarse, y estos serán los que asumirán la atención de los pacientes. Si hablamos del sector de enfermería que cuenta con un altísimo nivel de formación, no solamente en la atención directa de pacientes, sino en el conocimiento y manejos de los casos, la escasez a nivel nacional es altísima, lo cual se evidencia en los diferentes servicios de los centros de salud,

-¿Por qué cree usted que el gobierno ha desatendido el sistema de salud? ¿Cree que hay alguna motivación en particular?

Como médicos no le encontramos explicación. Si lo vemos como una política de estado sería la de diezmar a la población. Lo que uno pueda pensar pudiera ser válido, porque no hay una explicación. Pareciera que se quiere destruir todo.

-¿Existe acoso por parte del gobierno a los médicos que denuncian esta realidad?

Existen denuncias concretas de médicos que han sido hostigados, no solo por parte de organismos del gobierno, sino por propios directivos de los hospitales. Se han dado casos donde colegas han denunciado situaciones, los cuelas han sido intimidados por personas que no pertenecen al centro hospitalario, personas que están cumpliendo funciones de comisarios políticos, para vigilar que no hayan protestas en el establecimiento. Las protestas que se han realizado han sido porque el personal de salud no puede atender al paciente, por las razones que se han expuesto anteriormente y lo han hecho en defensa de esos pacientes que no pueden hacerlo producto de su enfermedad o su condición de salud.

-¿De qué manera se están organizando los profesionales de la salud frente a esta crisis?

Un ejemplo es Médicos Unidos de Venezuela, con una visión y misión muy clara, visibilizar la gravedad de la situación de salud en Venezuela, visibilizar las condiciones de trabajo de los profesionales de la salud, por otro lado decirle al país que aún cuenta con sus médicos que entienden el daño que causaríamos si nos fuéramos y dejar los pacientes sin atención. Nuestra bandera es la unión, no solo de los médicos, sino de todo el personal del área de salud y de los pacientes, que tenemos el derecho de exigir lo establecido en la constitución y lograr que esta no sea letra muerta.

-¿Qué acciones debería tomar el gobierno para superar la crisis del sistema de salud?

Si tú diagnóstico, permeado por una visión ideológica-política está errada, no se va a lograr una respuesta adecuada. La acción necesaria es pedir ayuda y aceptarla, tanto la que ofrecen otros países, como aquella de organismos internacionales, en materia de desnutrición y en materia de salud. Venezuela ha firmado compromisos con los organismo internacionales y uno en particular es con la Organización Mundial de la Salud, y en ese organismo existe una premisa que es Salud para Todos.


Prensa Provea