El pasado 17 de mayo, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) reiteró su postura de desacuerdo con la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente en una comunicación dirigida a Elias Jaua, presidente de la comisión presidencial para el proceso de activación de la misma.

Esta misiva fue para dar respuesta a una invitación hecha por Jaua el 9 del mes en curso para solicitarle ser recibido en la sede de la CEV “con el fin de exponer los alcances de la iniciativa presidencial de convocar una Asamblea Nacional Constituyente de caracter comunal”. Ante esto, la institución religiosa reiteró su posición de desacuerdo con la ANC pero expresó su interés de recibir a Jaua para conversar sobre la situación del país y “las lamentables consecuencias de tristeza, sufrimiento y muerte que provoca en la vida concreta del pueblo venezolano”.


Prensa Provea