La agudización de la crisis de transporte ha impactado en el ritmo de vida del ciudadano, por lo que se habla de un déficit nacional que ronda alrededor de una flota inactiva que ronda el 80%, falta de repuestos, cauchos y aceite son algunos de los principales  puntos que complican la situación del sector.

De acuerdo a AFP en 2016 apenas se fabricaron 2.849 unidades, se trajeron 3.000 cauchos, por lo que se dispone apenas con 250.000 vehículos Para el momento en que se realizó esta nota el Costo de una Batería era de 457.000 lo que equivale al un salario mínimo.

Paralización pronunciada en las regiones

En diferentes localidades del país la falta de repuestos y desgaste de las unidades tiene un cuadro más grave, tal como sucedió en Nueva Esparta, donde advierten acerca la paralización total del transporte dentro de 30 días. En el estado Vargas según La Verdad de Vargas se encuentran activas 900 de 4000 unidades y al menos el 50% de los estudiantes pierden horas de clase, debido a
que pueden pasar hasta dos horas esperando unidades en las paradas. Existen una gran cantidad de unidades paralizadas en Camurí Chico.

Nicho vinculado a derechos fundamentales

El transporte no está fundamentado como un derecho humano pero afecta en el cumplimiento de múltiples garantías básicas
tal como sucede con el derecho laboral y el derecho a la educación. Luis Silva, especialista en transporte advierte que se han realizado varios estudios en el tema vial pero ninguno se ha aplicado debidamente, por lo que es necesario formular un grupo de políticas específicas para cada trayecto.

La paralización del transporte y la falta de combustible ha afectado el ritmo común de la ciudadanía tal como sucedió en las Universidades de Táchira, donde se han suspendido los servicios estudiantiles (Transporte y Comedor), según información publicada por El Estímulo.

Varados en medio del túnel

La situación del transporte no es limitativa transporte superficial sino que se vincula con otros medios de transporte, destacando el caso particular del Metro de Caracas, medio de transporte que se ha deteriorado debido a la omisión del pago mínimo y el alza de precios necesaria.

Son varios los problemas que surgen en el sistema Metro siendo la inseguridad uno de los principales, en el mes de Agosto se registraron al menos 65 robos diarios, la directiva del Metro niega los asaltos masivos. Cabe destacar que para enero de este año se habían sumado 1.100 funcionarios a un operativo de seguridad, factor que no tuvo mayor efecto en las 28 estaciones principales del sistema.

El Metro de Caracas trabaja a pérdida con un déficit de empleados que ronda casi el 40%, de acuerdo a El Nacional apenas 4.500 trabajadores mantienen el sistema.

El deterioro del sistema se ha visto afectado principalmente por la escasez de productos de limpieza, según Crónica Uno los Consejos Comunales se “turnan” la limpieza de las estaciones y no cuentan con cloro ni desinfectantes para efectuar la limpieza idónea.

Cada vez más cercados

Por último, las aerolíneas son un sector sumamente golpeado debido a las deudas que acumula el Gobierno con las aerolíneas internacionales, EFE reseña que este monto oscila alrededor de los 3.800 millones de dólares, situación que se traduce en una reducción del tráfico de pasajeros.

La Cámara Venezolana de Transporte Aéreo señaló para que para mediados de año se habían reducido los vuelos internacionales en un 38%, por lo que en 2015 se habían contabilizado al menos 65.895 vuelos, mientras que en 2016 apenas se registraron 41.082 vuelos.

Los vuelos nacionales se han reducido por falta de mantenimiento y debido a los constantes controles por parte del Estado.

Desde Provea advertimos sobre las consecuencias del Caos de Transporte situación que afecta de forma directa los derechos de la ciudadanía.


Prensa Provea