English Spanish

La licenciada en Educación, egresada de la UCV, defensora de los derechos de la mujer Diannet Blanco está detenida arbitrariamente desde el 22 de mayo de 2017 en la sede del SEBIN Helicoide.

El vicepresidente de la República a través de una rueda de prensa, acusó a Diannet de participar en una red terrorista para desestabilizar al gobierno, apoyando las manifestaciones que se realizaron en el país desde abril de 2017.

Su caso es llevado por el Tribunal Militar Tercero de Control. Ella tiene derecho de acuerdo al artículo 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos a ser oída públicamente y con las debidas garantías por un tribunal competente, independiente e imparcial. Los tribunales militares venezolanos no lo son, dependen del Poder Ejecutivo. Los Jueces y Fiscales militares son funcionarios subordinados elegidos por el Presidente de la República. No hay separación de poderes, esto no es justicia.

La Comisión Interamericana de DDHH ha señalado refiriéndose a Venezuela  que “el uso de la jurisdicción penal militar para el procesamiento de civiles implica la violación de una serie de derechos, como el derecho al juez natural, y desnaturaliza las garantías judiciales de manera transversal en todo el proceso, lo cual tiene grave consecuencias en la vigencia del Estado de Derecho.”(Comunicado de Prensa No. 068/2017, 26 de mayo de 2017)

La CRBV en su artículo 26 establece que “El Estado garantizará una justicia gratuita, accesible, imparcial, idónea,  transparente, autónoma, independiente, responsable, equitativa y expedita,  sin dilaciones indebidas, sin formalismos o reposiciones inútiles”.  Hasta la fecha Diannet se encuentra a la espera de su primera audiencia. Ha sido diferida 11 veces porque el SEBIN se niega a realizar el traslado.

El juzgamiento de civiles por tribunales militares se ha convertido en una práctica generalizada en Venezuela, parte de la criminalización y judicialización de la protesta social. Basta ya de represión y violaciones a los DDHH.

Diannet al igual que todos los presos políticos, es inocente de los delitos que se le acusan.

Libertad inmediata de todos los civiles cuyas causas son llevadas por la jurisdicción militar.


Centro de Derechos Humanos de la UCV