Después de las dilaciones en materia de anuncios sobre la activación del derecho constitucional del referéndum revocatorio, el miércoles 21 de septiembre el Consejo Nacional Electoral (CNE) reveló que se necesitará que cada estado recoja 20% de las firmas.

Con este anuncio el CNE debilita el derecho ciudadano consagrado en la Constitución y logrado a pulso por las luchas sociales: Todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables.

El artículo 72 de la Constitución y el 19 de las Normas para Regular el Procedimiento de Promoción y Solicitud de Referendos Revocatorios de Mandatos de Cargos de Elección Popular (publicada en la Gaceta Electoral N° 405, de fecha 18 de diciembre de 2007) son claros cuando establecen que las firmas que deben recogerse no deben ser menores al 20% del total de los electores registrados. Ninguna línea suscribe la decisión del CNE.

Práctica recurrente

No es la primera vez que el garante del voto quebranta los procedimientos definidos por la Carta Magna y la normativa respectiva. Recordemos que luego de que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) recolectara las firmas referidas a las manifestaciones de voluntad del 1% del Registro Electoral, el CNEincluyó los procesos de digitalización y digitación de huellas y firmasno previstos en la normativa, y anunciados de manera intempestiva. ¿Era necesario este formalismo cuando se cuenta con las captahuellas? No.

A estos fines se creó la Comisión de Verificación de Firmas, presidida por el ex Rector del CNE, y ex vicepresidente Jorge Rodríguez, quien en junio introdujo ante el TSJ un recurso para el análisis de irregularidades en las firmas entregadas, lo que se tradujo en más demoras para la activación del referéndum. Asimismo, el proceso de validación fue complejo debido a que las máquinas fueron ubicadas en zonas de difícil acceso y con menores votantes.

“Pareciera que el Consejo Nacional Electoral quiere bloquear la intención de convocar un proceso que está establecido en las leyes de la República y que ha sido motorizado por un grupo importante de ciudadanos”

En declaraciones a El Pitazo, el director del Observatorio Electoral Venezolano, Luis Lander, señaló que “pareciera que el Consejo Nacional Electoral quiere bloquear la intención de convocar un proceso que está establecido en las leyes de la República y que ha sido motorizado por un grupo importante de ciudadanos. El poner tantas trabas y el violar las normativas y reglamentos favorecen a Maduro, lo cual evidencia la parcialidad de una entidad pública.Tampoco hay celeridad en la respuesta que se debe dar a los ciudadanos, esto pone en tela de juicio la acción de las rectoras que aprobaron estas condiciones”.

En suma, la actuación que ha venido teniendo el CNE no solamente quebranta el derecho constitucional del revocatorio, sino que además va en contra de losderechos políticos de los venezolanos y hacen mella en la democracia y estabilidad del país.

Próximos pasos

En su página web el CNE anunció lo siguiente:

  1. La recolección de manifestaciones de voluntad se realizará entre los días 26, 27 y 28 de octubre próximo en el horario comprendido entre las 8 am y las 12m y desde la 1pm hasta las 4pm.
  2. La infraestructura que será dispuesta para ello, ha sido proyectada para que sea suficiente y los solicitantes tengan oportunidad de alcanzar el 20% del registro electoral. Se utilizarán 5.392 máquinas en la recolección, distribuidas en 1356 centros ubicados en los 335 municipios del país y desplegados en 776 parroquias.

Sobre la cantidad de máquinas dispuestas, Lander explicó que “no son suficientes para llevar a cabo este proceso. Es preferible que haya suficientes máquinas para que la ciudadanía pueda ejercer su derecho constitucionalque bloquear para que con pocas se desarrolle un proceso malamente”.

En este sentido, se espera que no ocurra lo mismo que ocurrió con la validación del 1% para cuyo fin, como lo mencionamos en párrafos anteriores, las máquinas fueron dispuestas en zonas de difícil acceso y con menores votantes.

Reacción de la MUD

Ante el pronunciamiento del CNE, el Secretario Ejecutivo de la MUD, Jesús Chúo Torrealba, junto a otros representantes de partidos aliados, aseguró que se mantendrán en sesión permanente para lograr la recolección del 20% de las firmas para la activación del referéndum, y que próximamente anunciarán las acciones que asumirán al respecto. Asimismo, criticó la decisión del órgano electoral y el hecho de que el anuncio haya sido mediante un documento, sin que las rectoras principales hayan estado presentes.


Prensa Provea