Este 2 de mayo, el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, una vez más se pronunció sobre los últimos acontecimientos del país. Esta vez motivado por el anuncio que hiciera el presidente Nicolás Maduro el 1ro de Mayo sobre convocatoria de Asamblea Constituyente.

Catalogó la decisión del Ejecutivo como inconstitucional, y que viola la Carta Magna a la que denominó como el “legado de Chávez”. En este sentido, en su mensaje, el diplomático enumeró las violaciones en materia de Derechos Humanos. “El regimen ha violado separación de poderes, las libertades fundamentales con la detención arbitraria y la prisión política de sus ciudadanos; ha violado la independencia del poder judicial y los derechos sociales de su pueblo que no accede a sanidad ni a alimentos; ha violado el principio de justicia con el asesinato impune por parte de fuerzas de seguridad y grupo paramilitares de ciudadanos que manifestaban pacíficamente; ha violado los derechos electorales de su pueblo, negándole el referéndum revocatorio y las elecciones regionales, ha violado la probidad republicana con sus gobernantes enriquecidos en un sistema de corrupción impune, ha volado la soberanía sobre sus recursos naturales, permitiendo y fomentando el saqueo indiscriminado. Ahora se busca consolidar este régimen autoritario”

También explicó que la convocatoria es “inconstitucional y fraudulenta” porque se hizo sobre la base de la discriminación política y a conveniencia del régimen. “… es el pueblo exclusivamente el único que cuenta con el poder constituyente originario… El proceso Constituyente debe contar siempre con la aprobación de los electores para ser valido y el pueblo debe responder integralmente pues se conforma por todos los electores. Los titulares de derechos políticos considerados en su globalidad y no solo componentes o sectores del mismo”.

Asimismo aseguró que la propuesta viola los principios establecidos en las normas interamericanas y que “el gobierno venezolano atenta contra el respeto de los más elementales principios que regulan un sistema democrático y afecta los derechos humanos de sus ciudadanos y todo ello solo tiene un nombre en el derecho un nuevo golpe de Estado promovido desde la presidencia del país”.

Exhortó a la comunidad internacional a seguir acompañando a Venezuela en el proceso para la restauración de la institucionalidad democrática.


Prensa Provea