English Spanish

A los teléfonos de Provea permanentemente entran llamadas de personas denunciando situaciones lesivas a sus derechos. En las últimas semanas, de diferentes partes del país, estamos recibiendo reportes del actual proceso de vacunación contra el COVID-19. A pesar que era un clamor compartido por buena parte de la población, aún no se conoce cuál es el cronograma de vacunación según los sectores priorizados por su situación de vulnerabilidad.

El aumento de casos entre nosotros y la ausencia de condiciones para garantizar la salud de los venezolanos, incrementa la angustia por acceder a una vacuna. Sin embargo, la falta de información y la inexistencia de un protocolo técnico que norme la actuación de los funcionarios aumenta no sólo el desconcierto de la gente, sino también los niveles de desorden e improvisación por los cuales se está inmunizando a las personas.

De Caracas nos han reportado que, dependiendo del centro y del día, cualquier persona puede acercarse a obtener la primera dosis. De esta manera adolescentes de 20 años se están vacunando junto a octogenarios, con promedios de tiempo en cola que van desde las 5 hasta las 12 horas de espera, en concentraciones que aumentan los riesgos de contagio. En las ciudades del interior hay menos flexibilidad porque hay menos cantidades disponibles. En centros de ciudades densamente pobladas como Maracaibo y Barquisimeto sólo estarían vacunando a las personas inscritas en el sistema patria, las cuales son convocadas por un mensaje de texto en sus teléfonos. Incluso que estar convocado en un día específico no garantiza que la persona pueda acceder a la dosis, debido a que son llamados más personas que las vacunas disponibles para la jornada. Exigimos que estas fallas sean resueltas en los próximos días, pues el derecho a la salud no permite improvisación en la implementación de sus políticas públicas.


En el contexto de crisis que vive Venezuela, las organizaciones de promoción de derechos humanos mantenemos un esfuerzo continuo en el registro y documentación de las violaciones sistemáticas de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la población a fin de acompañar a las víctimas y darle visibilidad a estos atropellos ante la comunidad nacional e internacional.

En este sentido el Boletín Crisis en Venezuela, surge como un espacio semanal en el que como movimiento de Derechos Humanos, reunimos las situaciones que actualmente reflejan la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela.

Puedes descargar el Boletín Crisis en Venezuela ESPAÑOL | ENGLISH

Boletín-188-Crisis-En-Venezuela-ES-A