English Spanish

Provea se suma a la convocatoria para ejercer el derecho a la manifestación pacífica este 23 de enero y decirle una vez más, al gobierno de facto de Nicolás Maduro, que la mayoría de la población luchará por el rescate de la democracia y el inicio de un proceso de reconstrucción del país.

Sin democracia no hay derechos humanos. Es hora que todas las fuerzas democráticas del país fortalezcamos los mecanismos de articulación que permitan generar la necesaria movilización de calle, y la acumulación de la fuerzas suficiente para lograr un cambio de gobierno. Hemos insistido que la solución a la crítica situación que vivimos pasa por el protagonismo del pueblo y la activación de los mecanismos establecidos en la Constitución. Se debe garantizar una renovación de los poderes públicos y la convocatoria a unas elecciones creíbles, justas e inclusivas con un árbitro electoral que genere confianza en la ciudadanía y promueva la participación.

Reivindicamos a la Asamblea Nacional como el único poder legítimo actualmente en Venezuela, y consideramos que sus diputadas y diputados tienen la responsabilidad de favorecer las iniciativas unitarias entre las fuerzas políticas, y de estas con las organizaciones sociales. Ante las voces que alientan -dentro y fuera del país-, salidas violentas, reafirmamos que rechazaremos cualquier tipo de intervención armada a Venezuela. Abogamos por acciones contempladas en la normativa internacional y sustentadas en la reivindicación de la paz y los mecanismos diplomáticos.

Exhortamos a la comunidad internacional y organismos internacionales de protección de derechos humanos a que sigan generando todos los mecanismos posibles para continuar su observación y acompañamiento de la situación venezolana. Asimismo, pedimos se de respuesta oportuna y adecuada -según los estándares internacionales que protegen a las personas migrantes-, a las solicitudes de asilo por razones políticas y estatus de refugio a los venezolanos que migren forzosamente del país como consecuencia de la emergencia humanitaria compleja y la persecución política. Venezuela necesita con urgencia un cambio de gobierno y debemos lograrlo con la organización, movilización y unidad. La continuidad de Nicolás Maduro y su gobierno de facto es garantía de desmejora de las condiciones de vida de la población, aumento del autoritarismo y riesgo para cualquier ciudadano debido a los abusos cometidos a diario por policías y militares.

Invitamos a todos los sectores del país a visibilizar el próximo 23 de enero, por todas las maneras pacíficas y creativas posibles, el deseo del pronto regreso de la democracia, con libertades y justicia social para todos.


Prensa Provea