English Spanish

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, dijo este martes que la crisis en Venezuela evidencia la “urgente necesidad” de un “análisis imparcial” y que este país reciba asistencia rápidamente.

En su discurso de inauguración de la 35 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Zeid urgió al Gobierno de Nicolás Maduro a aceptar la petición de su oficina para el envío de una misión de trabajo a Venezuela.

Zeid recordó que Venezuela tiene pendientes diez solicitudes de relatores de la organización especializados en distintas áreas de derechos humanos para visitar el país y analizar su situación.

El alto comisionado dijo que en aquellos lugares donde la situación de derechos humanos es crítica y no se permite la entrada de los expertos de la ONU “lo único que nos queda es realizar varias formas de supervisión a distancia”.

Desde el 1 de abril se han realizado diversas manifestaciones para exigir un conjunto de garantías alrededor de un calendario electoral, apertura de una canal humanitario e independencia de los poderes. La represión ha escalado y los cuerpos de seguridad han criminalizado el derecho a la protesta, agredido a periodistas en el pleno ejercicio de su trabajo y cercado al ciudadano incluso en sus zonas residenciales.

Para el 06 de junio se han registrado 67 fallecidos en el marco de las protestas de acuerdo al Ministerio Público.


Prensa Provea con información de EFE