English Spanish

A través de un comunicado público Fe y Alegría se pronuncia para que el Estado valore la profesión de educar y en consecuencia garantice salarios dignos más aún en el contexto de la emergencia sanitaria por el Covid 19

Afirma la institución que los educadores han respondido. Ha podido más su vocación y compromiso que las condiciones adversas. Unos en producción pedagógica. Otros en la organización del trabajo y de los equipos para esta modalidad de educación a distancia, nueva y desconocida para muchos. Otros en producción radiofónica. Todos en la búsqueda y contacto con sus estudiantes y familias y en el desarrollo del acto educativo a distancia: enviar los materiales, verificar su recepción, atender cantidad de llamadas de estudiantes y familias a toda hora, hacerles seguimiento para saber a quiénes y a cuántos llegamos y cuántos están quedando fuera. Para el 17/4 llegamos al 64% (66.162) de los estudiantes desde pre-escolar, Primaria, Media General y Media Técnica.

No ha sido fácil porque las condiciones no ayudan. Tanto el personal como los estudiantes carecen de equipos tecnológicos (teléfonos inteligentes, computadoras, tabletas…), unido a la mala calidad del servicio telefónico y de internet, que ellos mismos pagan de su bolsillo.

¡Es un privilegio contar con equipos de educadores convencidos, comprometidos, valiosos, generosos y de calidad! Damos gracias a Dios por todos ellos.

El pronunciamiento completo puede leerse aquí:

Comunicado Fe y Alegria Abril 2020(1)