English Spanish

El Hospital José Manuel de los Ríos (JM de los Ríos), fundado en 1937, es uno de los centros de salud más importante a nivel nacional, reuniendo el mayor número de especialidades pediátricas y atendiendo a pacientes provenientes de todo el país. Es el único centro de salud público que realiza reconstrucciones de malformaciones urogenitales, corrección de malformaciones gastrointestinales complejas, dispone de una Unidad de Quemados, amplia experiencia en cateterismos diagnósticos y terapéuticos, cirugías de malformaciones cardíacas complejas, programa de trasplantes renales, diagnóstico y tratamiento de enfermedades hemato-oncológicas, la Unidad de Fibrosis Quística y Radioterapia, entre otros servicios.

El Hospital cuenta con treinta y cuatro (34) servicios agrupados en tres (3) departamentos (Médico, Quirúrgico, Medicina Crítica y Emergencia). Asimismo, se dispone de un Departamento de Ciencias Auxiliares y Diagnóstico con dieciséis (16) servicios y una División de Enfermería. Por otra parte, el hospital cuenta con el funcionamiento de una organización no gubernamental dedicada a la protección del niño maltratado denominada Fundación Oficina Nacional de Denuncia al Niño Maltratado (Fondenima).

Hasta el año 2008 el Hospital estuvo bajo la administración de la Alcaldía Metropolitana de Caracas. Sin embargo, a partir del decreto número 6.201, emanado de la Presidencia de la República y publicado en Gaceta Oficial Número 38.976 del 18 de julio de 2008, el Ministerio del Poder Popular para la Salud asume, mediante transferencia, la dirección, administración y funcionamiento de los establecimientos de atención médica que se encuentran adscritos a la Alcaldía del Distrito Metropolitano de Caracas, ubicados en el Municipio Libertador del Distrito Capital, entre ellos el Hospital JM de los Ríos.

De acuerdo a los últimos datos disponibles para el año 2012 el Servicio de Registros y Estadísticas de Salud del Hospital reportó 2139 hospitalizaciones, de las cuales 743 (34,74%) corresponden al Área Metropolitana de Caracas y 1.396 (65,26%) corresponden a otras entidades federales.

En relación a la atención de emergencia el Hospital durante el año 2012 atendió 2.087 pacientes, de los cuales 926 (44,37%) corresponden al Área Metropolitana de Caracas y 1161 (55,63%) corresponden a otros estados. Miranda, Aragua, Guárico, Vargas, Sucre, Bolívar, Anzoátegui constituyen los 7 primeros estados procedencia de los pacientes. Sin embargo, a pesar del ser el centro de salud de salud pediátrico más importante a nivel nacional, en los últimos años los problemas relacionados con insumos, infraestructura, hospitalización, emergencia, quirófanos, estudios e imágenes especializadas y terapia intensiva se han agravado, situación que fue denunciada por la organización social Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap) ante la Defensoría del Pueblo el 26 de junio del año 2012 sin obtener ningún tipo de respuesta:

“Es un hecho público y notorio el colapso de estructuras, filtraciones, déficit de camas de hospitalización, poca capacidad de respuesta para reparaciones y actividades de mantenimiento y un largo proceso de remodelación simultánea de diversas áreas que no ha culminado, aunado a las debilidades en la supervisión y control en la ejecución de las obras de ampliación y modernización de la infraestructura, reconocido en el Informe de Gestión de la Contraloría General de la República correspondiente al año 2011″.

Asimismo, familiares de los pacientes atendidos en el Hospital (Cardiología, Hematología) han manifestado las dificultades que afrontan en servicios como triaje, consultas, procesos quirúrgicos y de hospitalización donde predomina las condiciones de hacinamiento de pacientes, largas listas de espera, déficit de médicos especialistas y de enfermería, mobiliario en mal estado, ventanas rotas y mal funcionamientos de baños. En las distintas áreas de hospitalización no hay una distribución de los pacientes en función a su edad, sexo o patología, lo cual vulnera el criterio de aceptabilidad del servicio.

Esta realidad representa una vulneración a los derechos de los pacientes y sus familias. El artículo 41 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes reconoce que todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a disfrutar del nivel más alto posible de salud física y mental y disfrutar de servicios de salud, de carácter gratuito y de la más alta calidad, especialmente para la prevención, tratamiento y rehabilitación de las afecciones a su salud.

Desde Cecodap mantenemos el compromiso con los niños, niñas, adolescentes, familias y médicos del Hospital que por años hemos apoyado. Esperamos que la Defensoría del Pueblo, como órgano encargado de velar por el correcto funcionamiento de los servicios públicos, pueda constatar la situación de amenaza y violación del derecho a la salud oportuna y de la más alta calidad y que se tomen medidas inmediatas y efectivas para solucionar la problemática del principal centro pediátrico de referencia nacional”

Una investigación publicada en el año 2012, realizada desde el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Católica Andrés Bello y premiada con el Premio Chacao a la Investigación sobe Infancia y Adolescencia, concluye que la atención médica no se ajusta a los principios de la Doctrina de Protección Integral. La investigación, tomando como referencia entrevistas a jefes de servicio, médicos residentes, personal de enfermería, familiares y pacientes, afirma que:

“Durante la hospitalización se dificulta el ejercicio integral de los derechos por parte de los niños, niñas y adolescentes. Por tanto, el proceso de hospitalización conlleva a una inactividad en el ejercicio de la ciudadanía al no poder cumplir y exigir todos sus derechos y garantías”.

El Hospital JM de los Ríos constituye un acumulado de omisiones, improvisación y falta de controles que han llevado a comprometer la calidad de atención para los niños, niñas y adolescentes.

Descarga el informe AQUÍ

JMdelosRIOSFINAL