English Spanish

En entrevista concedida a Provea  Lusbelly Quintero sindicalista de la Federación Venezolana de Maestros seccional Municipio Torres en Carora estado Lara denunció que más de 60 docentes al reincorporarse a actividades luego de la pandemia, se encuentran con la sorpresa que se les ha suspendido el salario. Los obligan a redactar una exposición de motivos del por qué no se presentaron en los tiempos de pandemia (con clases suspendidas y dando clases de manera virtual). No han recibido ninguna notificación por escrito, todo es por vía verbal y vía de hecho.

Algunos docentes son reincorporados sin reconocerles sus sueldo caídos, otros son trasladados arbitrariamente a otros centros educativos algunos bastante alejados de los lugares donde venían impartiendo clases y otros aún esperar cuál será su destino. Considera que tal medida constituye un despido indirecto.

A pesar de reiteradas gestiones realizadas ante organismos competentes para que resuelvan la situación  y cesen las arbitrariedades, las acciones irregulares de las autoridades  continúan. La dirigente sindical denunció igualmente a Provea que el Ministerio de Educación no está pagando los salarios a tiempo y con ello aumentan las dificultades de los educadores, ya que además de recibir muy pocos salarios se les cancela muy tarde. Hace un llamado a las autoridades para que rectifiquen.

La sindicalista resalta que en el marco de las conversaciones tripartitas que se vienen realizando con supervisión de la Organización Internacional del Trabajo se evalúe la difícil situación de los educadores venezolanos, el cumplimiento de las convenciones colectivas y se respete el trabajo de los sindicalistas.

Foto: Diario El Informante