English Spanish

Los universitarios no creemos a los voceros del Estado. Fernando es Ucevista, egresado de la Escuela de Derecho, amigo de la Cultura de Paz y los Derechos Humanos, feligrés de la parroquia universitaria, hijo ilustre de esta Alma Mater. Nos unimos al luto que embarga a familiares y amigos.

El pasado viernes, antes de su detención arbitraria, acompañaba a los trabajadores que desde la Plaza Caracas ejercían la protesta en defensa de las contrataciones colectivas y otros derechos laborales.

La CRBV en su artículo 43 establece que el derecho a la vida es inviolable, ninguna autoridad puede aplicar la pena de muerte y el Estado protegerá la vida de las personas que se encuentran privadas de su libertad. Nos sumamos a la exigencia de una investigación objetiva, aun denunciando la ausencia de Estado de Derecho en Venezuela, no se renunciará a la búsqueda de la verdad.

Atravesamos horas oscuras. Los venezolanos estamos muriendo, de hambre, de enfermedades curables, por el frío de los caminos del exilio, víctimas del hampa, de ejecuciones extrajudiciales o ya directamente en las cárceles bajo la responsabilidad de quienes tienen el deber de custodiarlas. Desde este Centro el llamado urgente es a la sociedad venezolana, es hora de superar la indiferencia para lograr detener esta escalada de muerte.

Es hora de la Vida; unión, solidaridad y movilización por el rescate de los valores humanos y los derechos consagrados constitucionalmente. Es hora de vencer la sombra.

Ciudad Universitaria de Caracas, 08 de octubre de 2018


Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la UCV