En la mañana de este viernes se llevó a cabo la segunda parte de las audiencias públicas en la Organización de Estados Americanos (OEA), con motivo de determinar crímenes de lesa humanidad en el país. En esta oportunidad se pronunció el mandatario venezolano, Hebert García Plaza, quien fue ministro de alimentación en el año 2014.

Confirmó las especulaciones previas con respecto a la entrega de comidas asociadas a “una discriminación política“.  Su renuncia respondió a ciertos cambios en la distribución de alimento, dado que se había modificado de acuerdo a una “prioridad política“, privilegiando simpatizantes del oficialismo.

“Los inventarios se veían mermados, pues una estructura de Mercal, que tenía la capacidad de recibir alimentos para atender al menos 100 familias, se veía afectado y terminaba teniendo únicamente para atender a máximo 10 familias”, expresó García.

Denunció que el Carnet de la Patria restringe derechos a la alimentación y a la salud pública. “Si usted no lo llevaba no lo podían vacunar”

Justicia interrumpida

El tema de alimentación no fue el único aspecto que sacó a colación García Plaza, dado que también fungió como viceministro de la Defensa en 2013 y admitió lo viciada que está la justicia venezolana, al punto de
cuestionar las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia.

Destacó que Cilia Flores, funge como principal asesora legal de la insitución y contempla una constante revisión de toda sentencia.

En medio de su pronunciamiento indicó que el Plan Zamora utilizó un uso desproporcionado de la fuerza en el estado Carabobo.

El plan que suponía al principio una intensidad de vigilancia y control, se tradujo en detenciones masivas, acusaciones por delitos “incoherentes” y aplicación fuerte de justicia militar hasta llegar a utilizar armas de fuego. Sobre esto, García dejó claramente expuesto que de acuerdo a la Constitución, para las operaciones de orden interno “no debe utilizarse fuerza letal” y sin embargo, fue utilizada.

Por último señaló que Gustavo GOnzález López, director del Sebin, le reporta directamente a Diosdado Cabello.


Prensa Provea