Este viernes 8 de marzo, Provea en conjunto con Foro Penal realizaron el foro “Todo lo que necesitas saber sobre la Carta Democrática Interamericana“, con la ponencia del expresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: Carlos Ayala y comentarios de Alfredo Romero (Director Ejecutivo Foro Penal) y Rafael Uzcátegui (Provea). El evento surge como iniciativa para reforzar la petición que hicieran 45 organizaciones de la sociedad civil venezolana al Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Doctor Luis Almagro, de continuar con la activación de la Carta Democrática, y explicar en profundidad qué supone su aplicación al Estado venezolano.

Carlos Ayala es abogado especialista en Derecho Publico yen Derechos Humanos. Autor de varias publicaciones. Fue Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (1997-98), así como Relator sobre Derechos de los Pueblos Indígenas de las Americas (1996-1999); y Presidente de la Comisión Andina de Juristas (2003-2009). Fue Miembro de la Comisión Internacional designado por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, para el proceso de selección y nombramiento de la Corte Suprema de Justicia de Ecuador (2005); y Consultor de la ONU para el proceso de elección de la Corte Suprema de Justicia de Guatemala (2009). Defensor de derechos humanos ante organismos nacionales e internacionales; asesor en derechos humanos en varios organismos internacionales (UNESCO, ONU y otros) y organizaciones no gubernamentales. Individuo Numero 28 de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales de Venezuela, y Miembro de la Comisión Internacional de Juristas con sede en Ginebra, Suiza (2012). (Fuente)

Carta Democrática: Equilibrio de poderes y DDDH

La Carta Democrática Interamericana fue aprobada el 11 de septiembre de 2001 en el Vigésimo Octavo Período Extraordinario de Sesiones en Lima, Perú para el fortalecimiento de la democracia.

Este instrumento fue suscrito por Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas (Commonwealth de las), Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Dominica (Commonwealth de), Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Grenada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela cuya sociedad civil fue reconocida por Carlos Ayala como factor importante para el proceso de activación de la Carta Democrática a su Estado, y recordó que “fue al primer país al que se le aplicó el instrumento cuando en 2002 hubo ruptura del hilo democrático” con el golpe de Estado dado al entonces presidente Hugo Chávez.

 

Visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a presidente Hugo Chávez tras golpe de Estado de 2002

Ayala explicó que “la Carta se crea para consolidar la democracia representativa en un entorno de dictaduras”, y, en ese sentido hizo énfasis en una nueva era al respecto que comenzó en los años 90 con el gobierno de Alberto Fujimori en el Perú, motivo por el cual se implementó la resolución 1080 con la intención de exigir un conjunto de condiciones que permitieran al país la vuelta a la institucionalidad democrática. “Este caso es emblemático para la OEA, dado que fue un gobierno electo pero no democrático. No cualquier elección es una elección bajo estándares internaciones. Así, el gobierno de Fujimori secuestró las instituciones, estigmatizó a la sociedad peruana, encarceló a muchos de los que pensaban distintos; vulneró los derechos a la libertad de expresión e información, entre otros quebrantamientos importantes”.

El especialista en Derechos Humanos vuelve a reconocer la importancia del rol de la sociedad civil en estos casos. “Fueron las voces disidentes de Perú quienes documentaron una serie de atropellos y violaciones de DDHH”.

Carta Democrática no es injerencia

El abogado Carlos Ayala resumió los principios fundamentales de la Carta democrática en 4 aspectos que están presentes en su artículo 3:respeto a los Derechos Humanos y sus libertades,acceso a justicia, celebración de elecciones democráticas e independencia de poderes. “Democracia, Derechos Humanos y estado de derecho son una tríada interdependiente”.

También explicó que para activar la Carta Democrática se debe contar con el apoyo de las dos terceras partes de los países miembros de la OEA y ello no implica ninguna intervención internacional como la vocería oficial pretende hacer creer. “La Carta no tiene efectos injerencistas sino que más bien suspende la membresía del Estado al cual se aplique, pero esta suspensión no implica su desvinculación de los tratados internacionales que se derivan de la Carta”.

Opinó que la mayor deficiencia de la Carta es que sea el Ejecutivo el único participante porque se dejan abiertos espacios para que “se defienda el gobierno y no la democracia”.

Para concluir, Ayala reiteró la importancia del rol de la sociedad civi en la documentación y denuncia. “Frente a violaciones de Derechos Humanos hay que documentar y denunciar ante las instituciones aunque no respondan. Además, se cuenta con la CIDH y la Corte IDH para elevar denuncias y que quede documentado”. Asimismo invitó a la reflexión. “La sociedad civil debe pensar en la petición que haría a los Estados miembros en caso de que la Carta sea aplicada a Venezuela”.

Incremento de las detenciones arbitrarias 

Alfredo Romero, director del Foro Penal, presentó una serie de comentarios que justifican la necesidad de solicitar la aplicación de la carta democrática. Aseveró que en el año 2016 se registraron al menos 68 presos políticos y en 2017 en lo que va del año van 15 nuevos presos políticos. “Actualmente, existen 116 presos políticos”.

Romero hizo conceptualizó el estado de derecho como “la confianza del ciudadano en el sistema de justicia”, e acentuó la importancia de ejercer mecanismos internacionales. Señala que la carta democrática “otorga una oportunidad para discutir sobre libertades quebrantadas, y no implica una solución inmediata a la cris”. Concluyó señalando la importancia de la unión entre organizaciones y los movimientos sociales orientada a la discusión sobre la aplicación de este tipo de mecanismos.

Democracia participativa y protagónica

Rafael Uzcátegui, coordinador general de Provea, recordó que el Estado venezolano con el gobierno de Hugo Chávez suscribió la Carta Democrática y que en el año 2009 el canciller Nicolás Maduro solicitó su aplicación a Honduras.

Uzcátegui explicó que Provea calificó al gobierno de Nicolás Maduro como una Dictadura del Siglo XXI considerando el ejemplo peruano de dictadura moderna. Asimismo, señaló que “entre los efectos de esta carta no se contempla ninguna medida de fuerza, sino más bien se promueve el uso progresivo de mecanismos diplomáticos”.

<blockquote class=”twitter-video” data-lang=”es”><p lang=”es” dir=”ltr”>Aplicación de la Carta Democrática Interamericana no implica ningún tipo de intervención extranjera. Habla <a href=”https://twitter.com/fanzinero”>@fanzinero</a> al respecto <a href=”https://t.co/9kPNDEsmGm”>pic.twitter.com/9kPNDEsmGm</a></p>&mdash; PROVEA (@_Provea) <a href=”https://twitter.com/_Provea/status/840363081272348672″>11 de marzo de 2017</a></blockquote> <script async src=”//platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script> Aplicación de la Carta Democrática Interamericana no implica ningún tipo de intervención extranjera. Rafael Uzcátegui habla al respecto <blockquote class=”twitter-video” data-lang=”es”><p lang=”es” dir=”ltr”>Activar Carta Democrática Interamericana supone sanciones diplomáticas cuando se quebrantan DDHH y democracia. Carlos Ayala lo explica <a href=”https://t.co/x1lC57MnOX”>pic.twitter.com/x1lC57MnOX</a></p>&mdash; PROVEA (@_Provea) <a href=”https://twitter.com/_Provea/status/840539546970411009″>11 de marzo de 2017</a></blockquote> <script async src=”//platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script> Activar Carta Democrática Interamericana supone sanciones diplomáticas cuando se quebrantan DDHH y democracia. Carlos Ayala lo explica Carta Democrática Interamericana
Descargue el documento AQUÍ

Audios de Provea que desmontan las mentiras del gobierno sobre activación de la Carta Democrática Interamericana

45 ONG venezolanas apoyan continuar aplicación de Carta Democrática al país

El pasado 24 de febrero de 2017, un grupo de 45 organizaciones de derechos humanos, varias de ellas con más de 20 años de trabajo en Venezuela, enviamos una comunicación escrita al Secretario General de la OEA, doctor Luis Almagro, para apoyar sus gestiones en la aplicación de la Carta Democrática Interamericana en Venezuela.

La Carta Democrática es un instrumento aprobado en el año 2001 por todos los estados miembros de la Organización de Estados Americanos para tomar medidas diplomáticas en caso de quiebre democrático en alguno de los países de la región para ayudar al regreso de la democracia. Hasta el año 2016 la aplicación de la Carta Democrática fue solicitada en diez oportunidades, incluyendo la petición que realizó en el año 2009 el canciller venezolano Nicolás Maduro ante el golpe de Estado ocurrido en Honduras.
La comunicación enviada por las ONG venezolanas fue recibida por el Secretario General de la OEA, quien la divulgó en su propia cuenta twitter el 25 de febrero de 2017.

En esta carta las organizaciones afirman: “independientemente de si el mecanismo de diálogo seguirá llevándose a cabo en el país, la OEA debe continuar con el proceso de activación de la Carta Democrática Interamericana (CDI) a Venezuela”. Las ONG solicitan la aplicación de dos de las medidas diplomáticas presentes en la Carta Democrática: En primer lugar, la suspensión del gobierno venezolano de las sesiones de la Asamblea General de la OEA, de la Reunión de Consulta, de los Consejos de la Organización y de las conferencias especializadas, de las comisiones, grupos de trabajo y demás órganos de la Organización de Estados Americanos. En segundo lugar, la convocatoria inmediata al Consejo Permanente de la OEA para la evaluación de la situación venezolana, estimulando todas las gestiones diplomáticas necesarias para la normalización de la institucionalidad democrática en nuestro país.
Las ONG de derechos humanos deseamos pedir a la sociedad venezolana, especialmente a los actores políticos, apoyar públicamente la continuación del proceso de activación de la Carta Democrática a Venezuela. La dictadura del siglo XXI de Nicolás Maduro está promoviendo un empobrecimiento generalizado de la población venezolana y la suspensión de sus diferentes derechos políticos. Sólo la democracia puede garantizar derechos humanos de todos y todas sin discriminación.

Los invitamos a conocer más sobre la situación de derechos humanos en Venezuela en el sitio web provea.org

¿Puede la Carta Democrática mejorar situación de alimentos y medicinas en Venezuela?

Segundo audio de Provea sobre la necesidad e importancia de la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela. Si te gusta, descargar y compartir por redes.

Como informamos, el pasado 24 de febrero de 2017 45 organizaciones de derechos humanos enviamos una carta al Secretario General de la OEA, doctor Luis Almagro, para apoyar la continuación del proceso de activación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela.

La Carta Democrática, dentro de sus competencias, no contempla ningún tipo de intervención o medida de fuerza sobre el país cuya institucionalidad democrática se encuentre vulnerada. Las medidas diplomáticas presentes en ella fueron aprobadas, en el año 2001, por el entonces presidente Hugo Chávez, quien ordenó en el año 2009 a su canciller Nicolás Maduro que solicitara a la OEA su aplicación ante la situación experimentada por Honduras.

La Carta Democrática es un mecanismo de diálogo y presión diplomática que complementa cualquier esfuerzo realizado dentro de Venezuela por lograr el regreso de la democracia. Un instrumento multilateral que obligaría al gobierno de Nicolás Maduro a tomar medidas efectivas para garantizar el acceso a los alimentos y medicinas, derogar el decreto de Estado de Excepción que ha sustituido a la Constitución, inhibirse de continuar criminalizando la disidencia y realizar los procesos electorales pendientes, en el plazo más corto posible, establecidos en la Carta Magna.

El proceso de activación de la Carta Democrática debe contar con el voto favorable de la mayoría de los países miembros de la OEA. Sin embargo, esos votos no serán posibles si la sociedad venezolana en su conjunto, sus líderes sociales y políticos, no emiten un mensaje claro a la comunidad internacional sobre la gravedad de la situación en nuestro país.

Si te gustó este audio, te invitamos a que nos ayudes a burlar la hegemonía comunicacional estatal compartiéndolo por tus redes sociales. Más información sobre la situación de derechos humanos en Venezuela por el sitio webprovea.org

Desmontando las mentiras de Nicolás Maduro sobre la Carta Democrática Interamericana

Nicolás Maduro miente sobre Carta Democrática Interamericana en el golpe de Estado contra Hugo Chávez en el 2002. Hoy debe aplicarse este instrumento ante ausencia de democracia en el país.

Difunde este audio por tus redes sociales, y ayúdanos a vencer la hegemonía comunicacional estatal


Prensa Provea