English Spanish

Personas no identificadas irrumpieron en la residencia de los defensores de derechos humanos venezolanos Yonaide Sánchez y Nelson Freitez. Existe preocupación que esto sea un intento de detener el activismo legítimo que realizan por los derechos humanos.

La noche del 8 de mayo sujetos no identificados ingresaron a la residencia de Yonaide Sánchez y Nelson Freitez en Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela. Al parecer no sustrajeron nada, pero sí revolvieron las pertenencias de los defensores y dejaron cuchillos, un pico y una tabla dispuestos de forma amenazante en la residencia.

La información a la que ha accedido Amnistía Internacional indica que la morada de los defensores había sido violentada en dos oportunidades anteriores el 30 de noviembre de 2016 y el 8 de abril de 2017 por grupos igualmente sin identificar, en los que sí hubo sustracción de artículos personales y de trabajo. En dichas ocasiones, los defensores presentaron denuncias ante la Guardia Nacional pero al parecer no se ha abierto ninguna investigación. Además, en el segundo incidente, también fue presentada una denuncia ante la Fiscalía del estado Lara, la cual tampoco ha recibido respuesta ni seguimiento. Después del incidente del 8 de mayo, Nelson Freitez y Yonaide Sánchez interpusieron otra denuncia ante la Fiscalía Superior del estado Lara, esta vez solicitando también medidas de protección para salvaguardar su integridad. Después de más de una semana sin seguimiento a este pedido, el 19 de mayo se solicitó una audiencia ante dicho ente, pero aún se espera respuesta.

En el contexto de manifestaciones reiteradas en Venezuela, Yonaide Sánchez y Nelson Freitez han denunciado públicamente, tanto en radio como en televisión, la existencia de violaciones a derechos humanos, la participación de grupos civiles armados en acciones de hostigamiento de los manifestantes y los excesos en el uso de la fuerza en las manifestaciones. Por lo tanto, consideran que estas incursiones en su propiedad pueden ser un intento de neutralizar su actividad como defensores de derechos humanos. Así, estos elementos y la impunidad ante las denuncias previas pone a Yonaide Sánchez and Nelson Freitez en una situación de riesgo tanto para su seguridad personal como para su capacidad de ejercer libremente sus labores de defensa de derechos humanos.

Escriban inmediatamente, en español o en su propio idioma:

– Instando a las autoridades venezolanas a que tomen todas las medidas necesarias, en consulta con Yonaide Sánchez y Nelson Freitez, para garantizar la integridad física y psicológica de ambos así como de sus familiares;


Amnistía Internacional