Tal como había sido anunciado por la administración Maduro, el pasado 25 de octubre se dio el regreso a clases “Victoria Bicentenaria”, bajo la modalidad presencial inter-semanal, ello a pesar que expertos en la materia, docentes, padres y representantes, aseguran que no están dadas las condiciones para que los estudiantes vuelvan a las aulas luego de un año y siete meses en cuarentena por el Covid 19.

En el estado Amazonas el principal problema –además de la situación ocasionada por la pandemia-, es el daño en la infraestructura pues claramente se observa el mal estado de los planteles educativos bajo la administración pública. En Puerto Ayacucho -capital del estado-, ejes carreteros y municipios del interior donde principalmente habitan pueblos indígenas, hay centros educativos totalmente abandonados.

Vale señalar los casos de los centros educativos Santiago Aguerrevere; Monseñor Enrique de Ferrari; Unidad Educativa Amazonas; escuela Daniel Navea; escuela Simón Bolívar, liceo Bolivariano Creación Puerto Ayacucho; Unidad Educativa Andrés Eloy Blanco; Escuela Libertador; Unidad Educativa la Independencia; Preescolar Tamanaco; Preescolar Cerro Perico; UPEL Mácaro en Platanillal, entre otras.

A pesar de eso la Jefa de la Zona Educativa Amazonas, profesora Lourdes Rodríguez, antes del retorno a clases afirmó a través de los medios locales que están preparados para recibir a los alumnos de todos los niveles educativos.

Reveló que trabajaban de manera articulada con distintas instituciones, nacionales, regionales y municipales para la recuperación de los espacios. Además del programa “Una Gota de Amor para mi Escuela”, de igual modo ejecutan el plan desinfección escolar, mantenimiento y limpieza de los distintos planteles, este último lo realizan con la colaboración de padres y representantes.

El bajo salario de los docentes aunado al deterioró del espacio físico de las sedes, ha ocasionado un notable abandono de los puestos de trabajos de muchos profesores, en Amazonas prefieren irse a probar suerte en las minas, dedicarse al comercio popular o irse a laboral a los países vecinos (Colombia y Brasil).

También existe una realidad con los funcionarios dependientes del Ministerio del poder Popular para la Educación en la entidad que es el bloqueo de cuentas nóminas de más de 1.000 trabajadores, según trascendió, por instrucciones de la jefa de la zona educativa, en algunos casos por motivos injustificados. No obstante, algunos han aclarado la situación directamente en la Dirección de Talento Humano de la Zona Educativa, otros han afectados denunciaron las irregularidades ante la Defensoría del Pueblo y Ministerio Público. 

“Es un atropello lo que han hecho con estos trabajadores del sector educativo, pero afortunadamente, estos procedimientos injustificados, sin procedimientos administrativos, algunos por retaliación política, y así se ha podido demostrar ante las autoridades competentes, ya 400 han podido solventar su condición, otros reclaman en mesas de trabajo establecidas en la Defensoría del Pueblo”, informó la profesora Carmen Mata, Presidenta de Federación de Trabajadores de Amazonas (FETRAMAZONAS).

“En Amazonas no se escapa de la situación precaria en la que encuentra la educación en el país, un 90% de las escuelas públicas están graves, algunas se encuentran totalmente desbalijadas, otras solo le quedan las paredes, y lo hemos denunciado por los diversos medios de comunicación. Por ello no entiendo como hacen llamado a clases con la mayoría de los planteles están en malas condiciones”, reveló.

Al mismo tiempo, Mata opinó que las autoridades deberían invertir en la educación, este es el principal motor de un país, enfatizó. Además dijo “los estudiantes luego de tanto tiempo sin entrar a las escuelas por tema de pandemia, y  volver a unas infraestructuras tan destruidas es algo traumático”.

Las organizaciones sindicales, ven el regreso a clases necesario, pero no seguro, los niños no pueden regresar a clases en este momento, sostiene la dirigente sindical.

 “Aún no está totalmente claro cómo será el sistema para asistir a clases, la falta de vacunación de los estudiantes y algunos docentes. Las autoridades educativas aseveran que están listos para recibir a los niños, pero en realidad no es así. Aparte de la pandemia, los docentes mal pagados, el costo de uniformes y útiles escolares, no los podemos cubrir los padres que devengamos un salario mínimo, además es visible el daño en las escuelas, liceos y universidades del Estado”, opinó Lenny Castro, representante de 4 estudiantes en distintas modalidades del sistema educativo.

Por su parte, la docente Maria Catimay, con más de 20 años de servicio en educación inicial, manifiesta “es muy delicado recibir a los niños, así sea por grupos y con la aplicación de método diseñado para nuestro país, algunos adultos no respetan los protocolos de bioseguridad, menos lo van hacer  los más pequeñitos del sistema educativo. Además ellos podrían llevar el virus también a su hogar, en caso de contagiarse y estar asintomáticos”.

Otra docente jubilada que prefirió no ser identificada, destacó “yo soy chavista, entiendo que el presidente quiera que los estudiantes retomen la práctica de asistir a clases, es un derecho la educación, pero debe prevalecer el derecho a la vida y la salud, con el repute que existe actualmente de casos covid 19, lo mejor sería continuar lo que resta de este año con la modalidad a distancia o virtual”, explicó.

De acuerdo a las publicaciones por redes sociales del espacio #ElRadarInformativo desde que inició la pandemia a la fecha van 2.128 casos de contagio en Amazonas y 42 fallecidos. Las cifras son más bajas que en otros estados del país, pero indican que debemos seguir cuidándonos, para evitar formar parte de esas estadísticas negativas.

Prensa Provea