Los desafíos y oportunidades para lograr las libertades en el continente americano se abordaron ayer en el IV Encuentro Regional: Impulsar la Libertad de Expresión en Latinoamérica, en el Paraninfo de la Universidad Andina Simón Bolívar.
Al evento, que fue moderado por la periodista Ana María Cañizares, corresponsal de CNN en Español en Ecuador, e inaugurado por el director ejecutivo de Fundamedios César Ricaurte, asistieron periodistas, activistas y expertos en comunicación.
Con el objetivo de conocer la situación actual de la libertad de expresión en Venezuela, Perú, Colombia, Bolivia y Ecuador inició el foro conformado por los panelistas: Ricardo Uceda, director ejecutivo del Instituto Prensa y Sociedad de Perú (IPYS-Perú); Marianela Balbi, directora ejecutiva del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS-Venezuela); César Ricaurte de Fundamedios; Franz Chávez, director ejecutivo de la  Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP); Jonathan Bock, coordinador del Centro de Estudios de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP-Colombia) y Don Podesta, de la National Endowment for Democracy (NED, por sus siglas en inglés).
Marianela Balbi expuso que la libertad de expresión y los derechos de los periodistas han sido vulnerados, al igual que otros derechos democráticos, en su país. Las medidas que ha tomado el Gobierno “han sido orquestadas en apariencia bajo un marco legal, pero han generado una serie de limitaciones y agresiones a la libertad de expresión y a los periodistas”.
Balbi recalcó que son medidas sofisticadas y perversas, que ocasionaron el cierre de más de 50 medios de comunicación en este año. Entre ellas: hostigamiento a la prensa con recursos del Estado, censura, acoso judicial y una situación de opacidad.
Además, los panelistas buscaron solventar las siguientes interrogantes: ¿Cómo estamos respondiendo a estos desafíos los organismos de la sociedad civil? ¿Cómo hacer que la sociedad se involucre más en la defensa de la libertad de expresión? ¿Qué nos espera en el futuro con respecto a los procesos de transición en algunos países de la región?
Jonathan Bock aseveró que la sociedad civil colombiana necesita rescatar la relación ciudadanía-medios, ya que a la sociedad de hoy no le interesa lo que  pase con los periodistas.
Para César Ricaurte el reto es impulsar la transición de la Democracia, renunciar a agendas particulares, pensar en macro para crear propuestas concretas de reformas a nueve leyes que afectan a la libertad de expresión del Ecuador y reconstituir la posibilidad de un diálogo social inclusivo.
En referencia a cómo hacer que la sociedad se involucre en la defensa de la libertad de expresión, Franz Chávez aseguró que la población debe comprender que su participación es esencial en la defensa de la libertad de expresión porque al ser vulnerada afecta a los demás derechos.
Ricardo Uceda resaltó que la libertad de expresión no solo es un derecho de los periodistas sino de los ciudadanos. “A medida que los medios brinden más información sobre las necesidades de las personas, el vínculo se va a fortalecer”, señaló.
Por su lado, Don Podesta demostró con mapas que la Región ha sufrido retrocesos en el estado de la libertad de expresión entre 1979, 1980, 1990, 2000 y ahora 2017 destacó que los problemas que la prensa enfrenta son distintos en cada país y la salida es repotenciar a los medios digitales, ya que ellos constituyen el futuro de la región y un espacio para brindar un periodismo de calidad.
Al final del análisis se determinó que Ecuador y Colombia son los países que al momento pasan por un proceso de transición. Ante ello, Ricaurte enfatizó que el reto es mantenerse lúcidos para leer cada momento de este proceso e implementar estrategias que impulsen a un camino de más Democracia.
Mientras que para Jonathan Bock en el próximo año se vislumbra un panorama interesante en Colombia, marcado por elecciones que conllevan nuevos diálogos y que posicionarán un nuevo discurso contrario al de la guerra, mantenida por más de 50 años entre la guerrilla de las Farc y el Gobierno.

 

FUNDACIÓN ANDINA PARA LA OBSERVACIÓN SOCIAL Y ESTUDIO DE MEDIOS