El Colectivo nació en el mes de abril de 2017 en Mérida, de la mano de un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad de Los Andes (ULA) y artistas de la ciudad que buscaban manifestar su inconformidad social, política y económica a través de la protesta pacífica, pero de la mano de nuestro oficio que son las artes escénicas.

El colectivo realizó 60 acciones de calle que fueron desde la performance, la instalación, el happening, la intervención y la instala-acción.  Las acciones se presentaron en diversos puntos de la ciudad desde grandes avenidas, facultades, plazas, centros comerciales y las cercanías de gobernaciones y oficinas de gobierno.  La acción que tuvo mayor repercusión fue “Hecho en Socialismo”, realizada el 23 de junio, donde varias personas desnudas se envuelven con envoplast, simulando carne muerta del régimen y se acostaron en las inmediaciones del Viaducto Campo Elías de la ciudad, durante la jornada convocada como “el trancazo”. En otra acción, llamada “Te cambió mis órganos por comida”, consistió en realizar un performance en el que intercambiaran “órganos” (objetos que simulaban serlo) con los ciudadanos de la localidad por alimentos, para reflejar la crisis alimentaria que atravesaba el país y era parte de las motivaciones de las protestas. Otra de las actividades, bajo el título de “Zombies” fue descrita por uno de sus integrantes al portal El Pitazo: “Es un performance que muestra los niveles de escasez de alimentos existentes en el país”

El colectivo realizaba de 2 a 3 acciones por semana. Tras el fin de las protestas varios de quienes participaron fueron amedrentados y amenazados, por lo que algunos de ellos tuvieron que abandonar el país. Su cuenta en la red social Instagram es @ArteHambrientos

 

2017: Año de protesta en rebelión