Al menos en 21 estados de Venezuela se realizaron movilizaciones este sábado atendiendo el llamado de la Directiva de la Asamblea Nacional y el líder Juan Guaidó. Las protestas denominadas “inicio de la Operación Libertad” se realizaron como vienen ocurriendo desde el 23 de enero en grandes, medianas y pequeñas poblaciones. Todas las manifestaciones se realizaron de manera pacífica y en cuatro estados del país se recibieron reportes de represión.

Ejerciendo el derecho a la manifestación pacífica

Para hoy también el dictador Maduro había convocado a movilizaciones. Sólo en Caracas y trayendo personas desde distintos estados usando los recursos del Estado, logró movilizar algunos miles,

Maduro y la cúpula que le rodea son minoría electoral desde 2015 cuando la oposición sobrepasó en votos a la alianza pro gobierno denominada Gran Polo Patriótico. La oposición  derrotó al gobierno con una diferencia de 2.102.777 votos.

Tras ser derrotado Maduro de manera tan contundente y ver en peligro continuar en el Poder decidió mantenerse a como diera lugar. Con tal fin se apartó totalmente de la Constitución, reforzó gobernar mediante decretos de estados de excepción e intensificar la represión. Con las decisiones tomadas  afianzó un gobierno dictatorial y más excluyente y desde el 10 de enero de 2019 luego de ser proclamado por la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente como presidente tras realizar unas elecciones no transparentes y mediante fraude,  ya no tiene legitimidad de origen. Razón por la cual más de 50 países no reconocen su gobierno como legítimo.

Uno de los instrumentos que viene utilizando cada vez con mayor frecuencia para labores represivas es a los colectivos paramilitares. Grupos financiados, entrenados y armados por el gobierno. Para el día de hoy el dictador había dado la orden de “imponer la paz” ante el anuncio de las movilizaciones convocadas por la Asamblea Nacional. La paz de Maduro hemos dicho es violencia contra el pueblo. Las llamadas Cuadrillas de Paz el nuevo nombre con el que está denominando a los civiles armados a su servicio, son usados para aplicar las políticas de terror. Pretendió con ese llamado intimidar para que la población hoy no saliera a manifestar.

Las masivas movilizaciones del día de hoy significaron un desafío a la represión y a las acciones de intimidación desplegadas por la dictadura. Hubo ciudades como San Felipe donde el pueblo desarmado enfrentó y obligó a retirarse a los colectivos paramilitares.

Movilización en el estado Nueva Esparta

Pero el pueblo también se impuso a las adversidades. En Maracaibo, por ejemplo, una de las ciudades más afectadas por los apagones y la escasez de agua y a una temperatura superior a los 38 grados centígrados, la movilización fue masiva.

La Directiva de la Asamblea Nacional convocó a nuevas movilizaciones para la próxima semana. Ante ese anuncio el gobierno de facto pudiese arreciar sus medidas represivas y seguir afianzando el uso de los paramilitares.

El reclamo por el derecho al agua estuvo presente en muchas pancartas

No hay duda que la Rebelión Popular pacífica de 2019 sigue avanzando en la ruta por democracia y por mejores condiciones de vida.

Manifestantes en la Avenida Francisco de Miranda en Caracas

La dictadura que es minoría en las urnas y en las calles, persistirá en mantenerse en el poder a toda costa y recurriendo cada vez más al abuso de poder. Ante esa decisión, la única ruta que le queda al pueblo es seguir en las calles de manera pacífica y masiva avanzando hasta lograr el cambio de gobierno y que se convoque a elecciones para que el pueblo esta vez con su protagonismo en las urnas decida los destinos del país.

En la Ciudad de Maracay el pueblo también fue protagonista

Prensa Provea.